• sábado 4 de febrero del 2023

Aguirre desecha alarmas por el foco de patología de Newcastle en una granja de pollos de Almería y solicita "calma"

img

SEVILLA, 30 Jun.

El asesor de Salud y Familias en funcionalidades, Jesús Aguirre, ha señalado este jueves que no existe "ningún género de alarma sanitaria o alimenticia" con relación al foco de patología de Newcastle detectado en una granja de pollos de Huércal-Overa (Almería), que están en "aislamiento" con relación a las huertas de alrededor, con lo que ha pedido "calma" frente a la afección de este brote.

En afirmaciones a Canal Sur Radio agarradas por Europa Press, Aguirre explicó que únicamente se ha detectado un foco de esta patología por la parte de los equipos veterinarios desplegados por las consejerías de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible y de Salud y Familias, que "hacen su trabajo de control, inspección y prevención" una vez comprobados los primeros rastros descubiertos el pasado 24 de junio.

"Se hacen los protocolos de aislamiento de la granja con relación a las huertas que hay alrededor, que existen muchas", explicó Aguirre, quien ha detallado que, en el caso de que la patología pudiese llegar a un humano, ocasionaría una "clase de virasis suave" y "conjuntivitis".

En cualquier situación, ha insistido en que la detección de este foco afirmado por el Laboratorio Central de Veterinaria de Algete (La capital española) como centro de referencia nacional para la detección de la patología de Newcastle, no ha causado "ningún género de alarma".

La granja perjudicada nucléa una explotación de broilers con un censo aproximado de diez.000 pollos de seis semanas de edad. Las muestras tomadas por la parte de los Servicios Veterinarios Oficiales de Andalucía se remitieron al Laboratorio Central de Veterinaria de Algete, como Laboratorio Nacional de Referencia de la Enfermedad de Newcastle en España, donde se confirmó que hablamos de una cepa de alta patogenicidad de esta patología, descartándose también la presencia del virus de Influenza Aviar.

La encuesta epidemiológica efectuada en la explotación señala que todas y cada una de las aves se introdujeron en la granja para su engorde a inicios de mayo, habiéndose producido desde ese momento únicamente movimientos a matadero, según indicó la Consejería de Agricultura. El viable origen del foco sigue bajo estudio, más allá de que se considera a las aves silvestres como fuente mucho más posible del virus.

Los Servicios Veterinarios de la Junta de Andalucía han adoptado medidas de control en coordinación con el ámbito. Entre ellas, la inmovilización de la explotación perjudicada desde el instante de la sospecha del foco y la realización de una encuesta epidemiológica con objeto de comprender el viable origen y las explotaciones bajo riesgo por movimientos de personas y automóviles.

Además, se está sacrificando a todo el censo de la explotación perjudicada y se está realizando la destrucción, en una planta de régimen autorizada, de los cadáveres, pienso y otros materias que logren hacer más simple la propagación del virus.

Asimismo, se ha predeterminado una región de restricción que entiende 2 áreas: una de protección de un radio de tres km desde el sitio del foco y una de supervisión con un radio de diez km desde el sitio del foco. En esta región de restricción hay 17 explotaciones con censo que suman unas 250.000 aves, todas y cada una huertas de cebo de pollos o de pavos.

La Junta tomó todas y cada una estas medidas para supervisar el brote, al paso que tiene la máxima cooperación del campo, que fué informado desde el primer instante de esta situación. Asimismo, se está en contacto directo con el Ministerio de Agricultura y este con otras comunidades autónomas.

Se trata del primer foco de la patología de Newcastle en aves de corral en España desde noviembre de 2009 en el momento en que se advirtió en una explotación de aves cinegéticas en la provincia de Guipúzcoa.

La patología de Newcastle es una infección viral parcialmente recurrente en la cabaña avícola y popularizada por todo el planeta. Afecta de forma exclusiva a aves y se transmite principalmente por contacto entre animales inficionados. No piensa ningún peligro para el hombre desde la perspectiva de la seguridad alimenticia.

Desde la Dirección General de Producción Agrícola y Ganadera de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible se aconsejan las medidas de profilaxis sanitaria, particularmente el empleo de vacunas, tal como el refuerzo de las medidas de bioseguridad en las explotaciones avícolas, en especial aquellas medidas destinadas a eludir el contacto con aves silvestres, tal como remarcar la supervisión pasiva tanto en explotaciones avícolas como en aves silvestres, notificando a los servicios veterinarios oficiales cualquier sospecha de patología.

Más información

Aguirre desecha alarmas por el foco de patología de Newcastle en una granja de pollos de Almería y solicita "calma"