• domingo 07 de agosto del 2022

Andalucía, con 356 casos activos, suma ahora 86 personas vacunadas contra la viruela del mono

img

SEVILLA, 6 Ago.

Andalucía suma ahora 86 personas vacunadas por ser contactos de peligro de pacientes que dieron positivo en viruela del mono, desde el instante en que el pasado 20 de julio los centros de salud andaluces comenzaran a inocular esta vacuna, labor para la que la red social ha recibido unas 600 dosis.

Así lo han correcto a Europa Press fuentes de la Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, red social que sostiene, según los datos otorgados este viernes, un total de 356 casos activos de viruela del mono y cuenta, además de esto, con otros 90 mucho más en investigación. Las provincias que prosiguen registrando mucho más casos son Málaga, con un total de 139, seguida de Sevilla, con 106 y Cádiz, con 54.

Según señala la página web del Plan de Vacunaciones de Andalucía (Andavac), la vacunación se hace en los Servicios de Medicina Preventiva de los centros de salud del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Precisa, además de esto, que la dosis que hoy día se está inoculando es de Jynneos, una vacuna para la viruela, de tercera generación, que se puede utilizar asimismo para impedir la viruela del mono.

Señala, del mismo modo, que en el instante de hoy, "con contrariedad en la detección precoz de contactos estrechos tras exposición y con el propósito de impedir la aparición de nuevos casos, se prioriza la profilaxis preexposición para la gente menores de 45 años de edad que sostienen prácticas sexuales de prominente peligro, esencialmente pero no de forma exclusiva Gbhsh (Gais, bisexuales y hombres que tienen sexo con hombres) dentro en las advertencias de la profilaxis preexposición al VIH (PrEP) o con infección por el VIH en rastreo en las consultas hospitalarias y que no hayan pasado la patología, ni recibido la vacuna de viruela de antemano".

Asimismo, se realiza "la profilaxis posexposición de contactos estrechos de casos comprobados, más que nada esos con prominente peligro de patología grave (población infantil, las embarazadas y la gente con inmunodepresión), tal como personal sanitario y de laboratorio con contacto con casos comprobados y que hayan tenido alguna incidencia en la utilización de EPI".

La Consejería de Salud confirmó el pasado sábado la primera muerte en Andalucía, en concreto un hombre de 31 años en el Hospital Reina Sofía de Córdoba, por meningoencefalitis, cuyo caso es estudiado por su asociación a la infección por viruela del mono --monkeypox, MPX--.