Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Andalucía flexibiliza restricciones al consumo de agua tras las lluvias

Andalucía flexibiliza restricciones al consumo de agua tras las lluvias

El Gobierno andaluz ha propuesto flexibilizar las restricciones en el consumo de agua en diferentes demarcaciones hidrográficas para priorizar el uso doméstico y luego beneficiar a sectores productivos como la agricultura y la industria tras las lluvias provocadas por la borrasca Nelson durante la Semana Santa.

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, señaló que el aumento en las reservas hídricas, que ha alcanzado casi el 40% de la capacidad de la región, permite ser optimistas respecto a mejorar la situación hídrica en Andalucía.

Crespo destacó que la distribución desigual de las lluvias en la región ha generado un escenario variado, lo que requiere un análisis detallado para determinar las medidas a tomar.

En ese sentido, se ha planteado la posibilidad de ajustar las restricciones actuales, que fijan un consumo promedio de 160 litros por persona al día, a una horquilla que podría ubicarse entre 180 y 225 litros diarios.

La consejera recordó que se publicaron órdenes la semana pasada para aplicar medidas por la sequía en diferentes cuencas, estableciendo restricciones específicas para el consumo urbano, agrícola e industrial.

Se espera que las conversaciones con el Gobierno central ayuden a definir nuevas estrategias para mejorar la gestión hídrica en la región, incluyendo la posibilidad de ampliar la capacidad de desalación en Málaga o destinar agua a regiones con necesidades específicas como Almería.

En cuanto a las restricciones de suministro en la comarca de los Pedroches, Crespo abogó por acelerar la ejecución de obras para mejorar la calidad del agua potable y evitar situaciones de escasez como las ocurridas en los últimos meses.

La consejera insistió en la importancia de seguir con las medidas de ahorro y garantizar un suministro adecuado para todos los sectores productivos, destacando la preocupación del Gobierno andaluz por resolver los desafíos provocados por la sequía en la región.