• lunes 26 de septiembre del 2022

Andalucía remata cambios en los requisitos para el registro de parejas en verdad para eludir "prácticas exageradas"

img

La Junta de Andalucía remata cambios en el decreto que regula el registro de parejas en verdad para llevar a cabo en oposición al alto volumen de expedientes, quintuplicado desde su regulación en el año 2005, y para eludir las "prácticas desmesuradas" de personas que llegan a "emular la presencia de una relación de afectividad equivalente a la conyugal y sin intención de sostener una convivencia permanente, mediando aun contraprestación económica".

Así figura en un emprendimiento de decreto sometido a información pública por la Consejería de Salud y Familias, consultado por Europa Press, que justifica la necesidad de ingresar "ciertos cambios en el trámite de tramitación" de peticiones en el registro de parejas en verdad en el "incremento importante del volumen" de expedientes y en la "diversificación en el perfil de los solicitantes".

En preciso, la futura regla introduce cambios en el producto que regula los requisitos precisos a fin de que la pareja en verdad logre estar anotada en el registro como "la concreción de los estados civiles tolerados o la exclusión de la oportunidad de inscripción de la gente familiares online recta por consanguinidad o adopción o colaterales por consanguinidad hasta el segundo nivel, ofertando mayor claridad al artículo sin agrandar los presuntos en verdad".

Igualmente, el artículo del decreto elaborado por el departamento que dirige Jesús Aguirre excluye de la inscripción en el registro "a quienes de antemano a la petición hayan conformado una pareja en verdad permanente anotada no solo en ciertos registros de uniones en verdad de cualquier ayuntamiento de Andalucía, sino más bien de algún otro registro válido en otra red social autónoma". Además se tiene dentro como requisito "la manifestación expresa por la parte de los solicitantes de la presencia de una unión de 2 personas en una relación de afectividad equivalente a la conyugal explicitada instantaneamente de la comparecencia".

El futuro decreto asimismo quiere "cerrar y aclarar la documentación que debe acompañar a la petición de inscripción" frente a la prueba de que el registro de parejas en verdad "es objeto de prácticas desmesuradas por varias personas con finalidades distintas a las que fueron concedidas en su creación, simulando la presencia de una relación de afectividad equivalente a la conyugal y sin intención de sostener una convivencia permanente, mediando aun contraprestación económica, forzando con esto a los órganos tramitadores a intensificar la práctica de pruebas o pedir reportes frente diferentes órganos y gestiones, extendiendo con esto el trámite de instrucción y por lo tanto el instante en el que se dicta la resolución".

Para ello, la futura regla expone cambiar el período para dictar y avisar la resolución de inscripción en el registro de parejas en verdad para ampliarlo a un "máximo de seis meses contados desde la fecha de entrada de la petición en el registro", en tanto que el presente período vigente de un mes "ordena en varias oportunidades a los órganos eficientes en la instrucción, a solucionar expedientes en el sentido confirmatorio del silencio sin que se hubiese podido acreditar documentalmente el cumplimiento de los requisitos demandados por la regla reguladora, conllevando más tarde el comienzo de un trámite de revisión de trabajo tendente a declarar la nulidad de la resolución dictada".

Otra modificación que se ofrece para el decreto vigente tiene relación a la petición, tramitación y también inscripción de la baja de la pareja en verdad para "dejar que en las situaciones de disolución por cese de la convivencia por periodo mayor a un año se tenga presente la manifestación expresada por tan solo entre los integrantes de la pareja, sin que en estas situaciones sea precisa la manifestación de los dos". El futuro decreto fija un período de un año a fin de que logren complementarse en el registro de parejas en verdad de la Andalucía las inscripciones que ya están en los registros conformados por los ayuntamientos de antemano a 2005.

Más información

Andalucía remata cambios en los requisitos para el registro de parejas en verdad para eludir "prácticas exageradas"