• lunes 30 de enero del 2023

Andalucía se marca como objetivos ahorrar para 2026 un 12% de energía y ser líder nacional en renovables en un par de años

img

SEVILLA, 2 Ene.

La Junta de Andalucía lleva a cabo un plan con el que quiere que en 2026 consigua achicar en un 12% su consumo eléctrico respecto a 2021 y transformar a la red social en líder nacional en renovables a mitad de la presente legislatura, o sea, en un horizonte de un par de años.

Son objetivos expuestos por el asesor de Política industrial, Jorge Paradela, en un reportaje con Europa Press donde ha detallado ciertas medidas de ahorro energético de la Junta, que han cobrado una mayor importancia a causa del estallido de la guerra en Ucrania y, con él, del encarecimiento de la energía.

La Junta, que arrancó una exclusiva legislatura este verano, mantiene que está impulsando una "revolución verde" que tiene el propósito de "situar a Andalucía como punto de referencia en la pelea por la sostenibilidad y contra el cambio climático". Para lograr ese propósito, en el mes de junio aprobó la Estrategia Energética de Andalucía 2030, cuya finalidad es impulsar la transición a un modelo energético eficaz, sostenible, seguro y neutro en carbono, y en el mes de agosto se anunció el comienzo de los trabajos para diseñar un bulto de medidas para reforzar en el propósito de achicar el consumo energético de la Administración autonómica y realizar mucho más eficaces energéticamente sus inmuebles administrativos.

Ello derivó en el Plan para el ahorro energético de la Administración de la Junta de Andalucía 2022-2026, aprobado en el mes de septiembre, en el que, aparte de detallar novedosas medidas, se avanza en el avance de las actuaciones puestas ahora en marcha de ahorro energético y aprovechamiento de energías renovables en la Administración de la Junta de Andalucía a lo largo de la previo legislatura.

En este momento hablamos de coordinar con las consejerías las medidas para ahorrar, con la meta de lograr para 2026 un ahorro del 12% del consumo eléctrico de la Administración con en comparación con consumo de 2021.

Además de esto, explicó Paradela, la Junta tiene un contrato que agrupa el suministro de energía para "5.000 puntos de suministro que están bajo el paraguas de la administración". "Eso incluye centros académicos, centros de deportes, 5.000 entidades en conjunto cuyo contrato está unificado" a través del Redeja, ha apuntado. Se trata de un contrato con el que la administración mantiene que ha ahorrado en el último año 184 millones de euros debido a que se fija el valor del megavatio/hora, lo que impide "vaivenes de precio".

Para el año próximo, ha adelantado que no puede sostenerse exactamente el mismo precio y se ha debido por este motivo "presupuestar un número agregada, del ambiente de 90 millones auxiliares". "Vamos a tener un número mucho más alta de la del cierre de 2022, pero proseguirá suponiendo un ahorro notable con en comparación con precio de mercado que hubiésemos tenido este año", ha sostenido.

Ajeno del ahorro energético, la Consejería que dirige Paradela tiene como uno de sus ejes primordiales la apuesta por las renovables a fin de que Andalucía sea líder nacional en este ámbito para mitad de la presente legislatura.

"No nos encontramos tan lejos", afirma el asesor. En este sentido, ha señalado que la red social ya es la segunda en capacidad fotovoltaica conectada a la red, la primera en biomasa y la quinta en eólica. "Y lo que deseamos es en la suma de los diferentes elementos ser los primeros en esta legislatura, pero no por ser dirigir un ránking, sino más bien por el hecho de que en nuestros cálculos, los objetivos que contamos en cartera nos dejan un 75% de generación eléctrica desde fuentes renovables", explicado, y eso daría a la Junta "la oportunidad de estar muy cerca de la autosuficiencia en lo que se refiere a energía eléctrica tiene relación".

"Eso es lo que deseamos, por 2 cosas: una, por nuestro deber estable en la pelea contra el cambio climático y la reducción de emisiones", enseña, "pero asimismo y para mí del mismo modo esencial, para ser mucho más confrontados". "Las renovables dejan que tu tejido empresarial sea mucho más competitivo, tiene un coste energético mucho más bajo y asimismo bajar la factura energética de los andaluces y andaluzas", resalta, algo que ve alcanzable en un par de años.

"Pienso que en la época de legislatura, si todo va bien, podríamos estar en condiciones de estar en esa primera situación", considera.

Al lado del refuerzo de las energías limpias, la Consejería busca asimismo invertir la desindustrialización que ha caracterizado a lo largo de décadas a la red social. Uno de los proyectos mucho más ambiciosos para conseguirlo, comunicado este diciembre, fué la publicación de una convocatoria de ayudas complementarias a los incentivos económicos regionales --que proceden de fondos de europa-- por importe de cien millones de euros para atraer inversión industrial que viene de enormes compañías.

Definido como un "instrumento diferencial" para Andalucía, persigue la atracción de capitales y el respaldo al tejido productivo industrial, y desplegará en este 2023 hasta 65 millones para proyectos ahora "precisados", según Paradela. "Y esos son proyectos que serán realidades en 2023; esto es, no es un brindis al sol", ha asegurado sin ofrecer datos alén de apuntar que estas ideas son de naturaleza industria, de energía y de minas.

Más información

Andalucía se marca como objetivos ahorrar para 2026 un 12% de energía y ser líder nacional en renovables en un par de años