Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Arrestado en Málaga por su supuesta participación en el contrabando de diamantes de sangre.

Arrestado en Málaga por su supuesta participación en el contrabando de diamantes de sangre.

En un operativo llevado a cabo en Málaga, agentes de la Policía Nacional han arrestado a un individuo español vinculado presuntamente con el tráfico ilegal de diamantes de sangre, los cuales provienen de naciones sacudidas por conflictos armados y se utilizan para financiar actividades bélicas.

Según la Policía, estos diamantes eran obtenidos por milicias paramilitares que sometían a civiles a la esclavitud y los obligaban a trabajar en las minas de Sierra Leona.

El detenido era el cerebro detrás de una red empresarial que facilitaba el lavado de dinero y la distribución ilegal de los diamantes de sangre en Europa, alimentando directamente al Frente Revolucionario Unificado (RUF) en la Guerra Civil de Sierra Leona.

La investigación se inició en 2020 tras una denuncia presentada por una víctima civil que había sido esclavizada en una de las minas controladas por el RUF.

Tras exhaustivas pesquisas, con apoyo internacional, se determinó que el detenido había formado parte de una empresa que se beneficiaba de la actividad ilegal relacionada con los diamantes de sangre.

El individuo había diseñado y supervisado un entramado empresarial en los años 90, con presencia en diferentes países como Liberia, dedicado aparentemente a la extracción, comercialización y exportación de diamantes.

Los diamantes de sangre extraídos en Sierra Leona eran blanqueados en este entramado como si fueran adquiridos legalmente en Liberia.

Después de ser obtenidos ilegalmente en las minas de Kono y Boedu, controladas por niños soldados del RUF, los diamantes eran entregados a una empresa afiliada en Liberia, financiando así la guerra.

El arrestado participaba directamente en la compra de estos diamantes, coincidiendo con los militares del RUF que los entregaban personalmente.

Una vez blanqueados como diamantes legales de Liberia, eran vendidos principalmente a una compañía belga para su distribución en el mercado europeo.

Tras constatar la presencia del individuo en España, la Policía Nacional procedió a su detención en el aeropuerto de Málaga, con la colaboración fundamental de la Policía Federal brasileña.

Tras su arresto, se llevó a cabo un registro en la finca de verano del detenido en Málaga, donde se incautaron documentación y dispositivos electrónicos relevantes para la investigación.

El detenido fue presentado ante el Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, donde se ordenó su ingreso en prisión.

La operación, dirigida por la Comisaría General de Información con la colaboración de las autoridades locales y coordinada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, contó con apoyo internacional en el proceso investigativo.

La guerra civil en Sierra Leona entre 1991 y 2002 dejó más de 70,000 muertos y 2.6 millones de desplazados, siendo financiada en parte por el comercio ilegal de diamantes extraídos en condiciones inhumanas por fuerzas armadas.

El Tribunal Especial para Sierra Leona condenó a responsables de crímenes de Lesa Humanidad y Crímenes de Guerra, identificando el comercio de diamantes como una fuente clave de financiación de la guerra civil.

El Consejo de Seguridad de la ONU declaró ilegal el comercio de diamantes obtenidos en estas circunstancias, buscando así cortar el financiamiento a conflictos armados despiadados.