Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Asaja Sevilla podría impugnar las 500 multas por las protestas agrarias del 14 de febrero.

Asaja Sevilla podría impugnar las 500 multas por las protestas agrarias del 14 de febrero.

La organización agraria Asaja Sevilla ha expresado su indignación y hartazgo ante el continuo flujo de multas dirigidas a los agricultores y ganaderos sevillanos que participaron en la protesta masiva del 14 de febrero con sus tractores. Hasta el momento, se han recibido alrededor de quinientas multas, pero se espera que la cifra pueda superar el millar, incluso alcanzando a todos los tractores participantes. La mayoría de las sanciones son de 200 euros y se han impuesto principalmente por "estacionar el vehículo obstaculizando la circulación", motivo por el cual se convocó la concentración.

Según Asaja Sevilla, la Dirección General de Tráfico ha mostrado un exceso de celo que no parece ser casual. Consideran que estas multas son parte de una campaña de acoso continua por parte del Gobierno hacia el sector agrario. La organización ha solicitado a la Dirección General de Tráfico que detenga de inmediato estas sanciones injustificadas, mientras sus servicios legales analizan la posibilidad de recurrir las multas impuestas a sus miembros.

La protesta, autorizada por la Subdelegación del Gobierno de Sevilla y convocada por ASAJA-Sevilla y otras organizaciones agrarias y cooperativas, transcurrió de manera pacífica, sin disturbios ni incidentes reseñables. Por lo tanto, resulta sorprendente la cantidad de multas que están llegando a quienes ejercieron su legítimo derecho de protesta con sus tractores ese día.

A pesar de contar con la sensibilidad de la Subdelegación del Gobierno en Sevilla para autorizar y coordinar la movilización, el Ministerio del Interior ha continuado con su labor de acoso, como demuestra la gran cantidad de multas recibidas por los agricultores, lamentó Asaja Sevilla en un comunicado de prensa.

Aunque Sevilla fue la provincia con más cortes convocados y la que movilizó a más agricultores y maquinaria, la jornada se desarrolló de manera pacífica, con el respaldo masivo de la ciudadanía y conductores afectados por los cortes. Tanto las organizaciones convocantes como los agricultores siguieron las indicaciones de la autorización oficial y de la Guardia Civil en los puntos de corte, procediendo de forma ordenada y escoltados por la Guardia Civil.

Asaja Sevilla ha dejado claro que ni la organización ni los agricultores sevillanos se dejarán amedrentar por la presión, el acoso y las represalias del Gobierno. Defenderán su derecho a la manifestación y la protesta, amparados por el sentido común y la Constitución, y continuarán ejerciéndolo según consideren necesario.