• viernes 07 de octubre del 2022

Asociaciones ven "racismo" con la familia del detenido por el delito de Íllora (Granada), y solicitan que vuelva al pueblo

img

GRANADA, 23 Ago.

La Plataforma Nacional Derechos Humanos, la Congregación Religiosa Católica Fe y Esperanza y la Unión Esperanza Gitana por la Humanidad han entregado este martes un manifiesto en la Subdelegación del Gobierno en Granada denunciando "racismo" con la familia del investigado de 23 años que está en prisión provisional tras la desaparición beligerante de un joven de 19 años de Íllora, hechos después de los que fue, según mantuvieron, echada de este ayuntamiento del Poniente de Granada, al que solicitan que logre regresar con "protección".

El padre Teodoro González, representando a la Congregación Religiosa Católica Fe y Esperanza, ha leído frente a los medios el manifiesto, que ha entregado más tarde a la subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López Calahorro, y dió sus condolencias a la familia del fallecido, con la que ha señalado que está "todo el pueblo gitano".

El manifiesto aboga por la "convivencia pacífica" entre etnias sin que "logren predominar diferencias" con lo que "hay que parar a los racistas y al racismo" realizando una "repulsa unánime" como los "actos injustos" que señala se han producido en Íllora, en referencia a que el primer día de la semana, 15 de agosto, tras la desaparición beligerante del joven, se generaron altercados en el contexto de los que se provocaron estropicios en casas de la familia del entonces detenido y se volcaron turismos, unos hechos por los que se identificó a múltiples vecinos y hay una investigación abierta.

González ha señalado que estas familias no tienen la posibilidad de entrar a sus domicilios pero "les han tapiado las puertas de sus viviendas" y le ha pedido al alcalde de Íllora, Antonio Salazar, "protección" para estos familiares, varios de los cuales han acompañado a estas asociaciones este martes frente a la Subdelegación del Gobierno.

Ha descartado que esta medida logre tener que ver con una investigación a 2 personas de esta familia tras ser halladas 250 plantas de mariguana en entre las casas, unos hechos que, a cuestiones de los cronistas, dijo desconocer.

"Están durmiendo en turismos" y en un pueblo próximo "deseaban lincharlos asimismo" en el momento en que "se corrió la voz" de que estaban allí, ha añadido, quien hizo hincapié que el padre "entregó a su hijo a la Guardia Civil" en el momento en que supo lo acaecido y está a favor de que "pague" si es encontrado culpable.

"No fue una muerte premeditada sino más bien una riña entre jóvenes" donde se causó una "fatalidad" una vez que el detenido, al que se inspecciona naturalmente homicidio, fuera en teoría a "proteger" a un hermano que resultó con una "pierna rota", tras ser agredido "entre 4 o cinco".

Por su parte, la subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López Calahorro, en afirmaciones a los cronistas, tras un corto acercamiento con la Congregación Religiosa Católica Fe y Esperanza, ha señalado que se están siguiendo los "cauces" que corresponden con esta familia, ignorando que las casas hayan podido ser tapiadas, y explicó que la investigación por los altercados prosigue abierta, y, una vez finalizadas las diligencias, se va a poner "en manos" de la autoridad judicial.

El ayuntamiento va volviendo a la "tranquilidad" y ha pedido trabajar en esa "buena dirección", mientras que sigue la supervisión en Íllora, donde en los últimos días se han festejado concentraciones sin accidentes, y esperando asimismo de que logre haber nuevos actos reivindicativos.

Más información

Asociaciones ven "racismo" con la familia del detenido por el delito de Íllora (Granada), y solicitan que vuelva al pueblo