Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

"Bendición de lluvia en Almería y Málaga durante el Martes Santo, pero en el resto de provincias empaña la celebración"

La lluvia que ha acompañado a la Semana Santa en Andalucía ha vuelto a hacer acto de presencia este Martes Santo, afectando de manera desigual a las diferentes capitales de la región. Mientras Málaga y Almería han escapado de las precipitaciones, el resto de ciudades han tenido que cancelar algunas procesiones, como en Huelva, donde los pasos en la calle han tenido que buscar refugio ante el aguacero.

En Málaga capital, las lluvias han dado tregua en las primeras horas de la tarde, permitiendo que varias hermandades comenzaran su desfile procesional. En Almería, pese al aviso por viento, algunas cofradías han iniciado su estación de penitencia a pesar de las condiciones climáticas. En Sevilla, todas las hermandades del Martes Santo han salido a pesar de los pronósticos desfavorables, aunque alguna como la de Los Estudiantes decidió no realizar su recorrido.

En Huelva, las hermandades han tenido que tomar decisiones ante las posibles lluvias, refugiándose en capillas o continuando hacia la Carrera Oficial según el caso. En Córdoba, algunas procesiones fueron suspendidas debido a la previsión de lluvia, mientras que en Granada, La Lanzada y otras cofradías también se vieron afectadas por la meteorología.

En Cádiz, varias cofradías decidieron no procesionar, mientras que en Jaén algunas hermandades cancelaron sus desfiles. La lluvia ha sido la protagonista más opuesta de esta Semana Santa, obligando a ajustes y modificaciones en los recorridos de las procesiones y desilusionando a quienes esperan con ansias esta festividad durante todo el año.

Desde el Domingo de Ramos, las precipitaciones han alterado el desarrollo de la Semana Santa en Andalucía, provocando la cancelación de recorridos y obligando a hermandades a buscar refugio. El Lunes Santo se vio afectado de manera desigual en las provincias andaluzas, con suspensiones en algunas ciudades y ajustes en otras. En Sevilla, algunas hermandades tuvieron que suspender sus salidas, mientras que en Málaga, Cádiz y otras ciudades se tomaron decisiones variadas para poder realizar las estaciones de penitencia.