• lunes 30 de enero del 2023

Blanco resalta los 300.000 estudiantes que tienen la posibilidad de entrar de año en año a la "reforzada" FP para el Empleo en Andalucía

img

SEVILLA, 15 Ago.

La consejera de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, ha señalado los 300.000 estudiantes que tienen la posibilidad de favorecerse todos los años de la "reforzada" Formación Profesional para el Empleo en Andalucía, tras localizar en 2018 un "del sol con cascotes" en este ámbito y sabiendo que había sido paralizada en 2012 por escándalos de estafa.

Así lo ha señalado en una entrevista concedida a Europa Press Blanco, quien ha reconocido las adversidades que pasaron hasta recobrar la seguridad tanto de la ciudadanía como de los agentes económicos.

"Podemos encontrar una situación claramente mejorable", apunta comedidamente la consejera, para apuntar que "localizar un del sol desierto" podría haber sido "hasta bueno para lograr ponernos a edificar". Ante este panorama, tocaba "eliminar primero los cascotes para lograr trabajar".

Así, ha detallado que había "2.000 expedientes de reintegro, prácticamente para la prescripción", y 384 millones por recobrar, al lado de "mucho más de 30.000 becas sin administrar desde 2011". Se presentaba la disyuntiva de declararlas precriptas o "ponernos a gestionarlas". "En un año y medio liquidamos las 30.000 becas", apunta orgullosa de su aparato.

"En el momento en que llamábamos a la multitud creían que era una broma. Fue algo que mucho más reconocimiento ha supuesto y, más que nada, que mucho más contentos nos encontramos pues hemos visto que había un trabajo por realizar y lo hicimos", ha reconocido.

La Consejería debía seguir y "no ver solo hacia atrás", con el miedo de transformarse en "escultura de sal" y, entre las primeras resoluciones, Blanco "desterró" el sistema de subvenciones que "muchos desazones y tan mala popularidad nos ha traído" y optó por la contratación por medio de la Ley de Contratos del Sector Público, que contribuye "seguridad jurídica y transparencia".

"Tú pagas solo en el momento en que el servicio se hizo, de forma que la oportunidad de reintegro es muy escasa", eludiendo así entre los óbices que halló al llegar a la Consejería.

Asimismo, Rocío Blanco ha señalado "un cortafuego" instalado para eludir estafa: una app informática mediante firma biométrica con la que se parametriza a estudiantes y instructores. "Veremos en el mismo instante que estudiantes hay en la salón y quién es el instructor que está dando la clase". Con este género de herramientas, según explicó, "se fortalece" la seguridad en la Formación Profesional para el Empleo.

Otro de los pasos a ofrecer era "oír al tejido productivo", a sindicatos y agentes económicos y sociales, para entender en aspecto que género de capacitación se demandaba. Los primeros tutoriales fueron de hostelería, digital y también lenguajes, hasta seguir en este momento en campos como la capacitación en novedosas tecnologías o el 5G, "muy requerida".

Pero la capacitación asimismo debe llegar a los propios formadores. "Tras haber desaparecido en Andalucía en 2012, no había expertos formados. Hubo que comenzar la vivienda por los cimientos", ha señalado.

Además, ha destacado que entre las líneas "esenciales" es con las entidades locales, "estables en el territorio y los que de manera directa que llegará a "7.500 andaluces".

"Nos encontramos mejorando asimismo capacitación con deber de contratación, que nos semeja muy importante, y que comprendemos que será muy preciso desde el último período de tres meses del año", anunció la titular de Empleo. Serán diez millones de euros, con la intención de que "sean las compañías las que seleccionen adjuntado con la Administración el perfil de los estudiantes".

Y, con esta "vuelta" a la capacitación, su Departamento prevé que "el demandante de empleo sí logre tener considerablemente más interés". "Nos está costando por el hecho de que la capacitación no tenía buena popularidad en Andalucía. Ganarnos esa seguridad fué bien difícil", ha concluido.

Más información

Blanco resalta los 300.000 estudiantes que tienen la posibilidad de entrar de año en año a la "reforzada" FP para el Empleo en Andalucía