Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Boliden contento con el juicio después de 25 años de disputa

Boliden contento con el juicio después de 25 años de disputa

SEVILLA, 4 Jul.- La multinacional sueca Boliden ha expresado su satisfacción ante el inicio del juicio en el Juzgado de Primera Instancia número once de Sevilla para resolver la reclamación de 89,8 millones de euros por parte de la Junta de Andalucía por los costos de restauración medioambiental derivados de la catástrofe de Aznalcóllar. Según la empresa, dejaron la zona en buen estado y consideran positivo que el juicio se celebre tras años de discusiones no resueltas.

Klas Nilsson, responsable de Comunicación de Boliden, ha manifestado que es bueno que el juicio tenga lugar 25 años después del desastre. Confían en que ambas partes puedan presentar sus argumentos y esperan ver qué determina el tribunal. Aseguran que el juicio es un alivio para la empresa y agradecen que una tercera parte revise los argumentos planteados durante las discusiones con la Junta.

Boliden defiende que sus esfuerzos durante y después del desastre fueron exitosos y que dejaron la zona en buenas condiciones. Aunque no especulan sobre el resultado del juicio, esperan que la sentencia sea justa y objetiva.

La demanda del juicio va dirigida contra Boliden-Apirsa y sus empresas afiliadas Boliden AB y Boliden BV. Según la Junta de Andalucía, el vertido de lodos contaminantes en el entorno del río Guadiamar causó daños en aproximadamente 4.400 hectáreas, incluyendo zonas cercanas al parque natural de Doñana. La Junta asumió la responsabilidad de restaurar el daño medioambiental, pero siempre tuvo la intención de que los responsables se hicieran cargo de los costos.

La representación de la Junta invoca la doctrina del levantamiento del velo para argumentar que Boliden-Apirsa, Boliden AB y Boliden BV no son solo entidades separadas, sino que conforman una única entidad responsable de la actividad minera de Aznalcóllar. Según la representación de la Junta, Boliden está obligada por ley a reembolsar los gastos de restauración medioambiental.

Por otro lado, la representación de Boliden argumenta que la empresa cumplió con sus responsabilidades después del desastre y que la demanda debería ser desestimada en su totalidad. Además, señalan que la Junta autorizó la expansión de la balsa siniestrada en la mina y que no ha pagado todas las cantidades que reclama a los antiguos responsables de la corta de Aznalcóllar.

En resumen, Boliden y la Junta de Andalucía se enfrentan en un juicio para resolver la reclamación de los costos de restauración medioambiental derivados de la catástrofe de Aznalcóllar. Mientras la empresa sueca defiende que dejaron la zona en buen estado y que la demanda debe ser desestimada, la Junta invoca la doctrina del levantamiento del velo para argumentar que Boliden debe asumir la responsabilidad de los gastos. El juicio determinará quién deberá hacerse cargo de la compensación económica.