• lunes 30 de enero del 2023

Cae en Málaga una red criminal encargada de perpetrar 'vuelcos' a otros narcotraficantes haciéndose pasar por policías

img

Fueron detenidas diez personas, una de ellas el líder de la trama, y se han intervenido 70 kilogramos de sustancia

MÁLAGA, 2 Ene.

La Policía Nacional y la Guardia Civil, en una operación conjunta, han desarticulado una organización criminal asentada en la costa de Málaga, cuyos integrantes realizaban 'vuelcos' --hurtos violentos de sustancia a otros narcotraficantes--. Los pertenecientes de la red, muy violentos, empleaban armas de guerra y simulaban, en los ataques, ser agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, con medios en fachada policiales.

Se practicaron registros en 2 casas de Estepona y una de Mijas, y fueron detenidas diez personas por su presunta participación en los hechos, nueve en las localidades malagueñas de Estepona y Marbella, y uno en el ayuntamiento gaditano de Ubrique. De los hechos conoce el Juzgado de Primera Instancia y también Instrucción número 1 de Estepona, que ha dictado el ingreso en prisión provisional para seis de los investigados.

La operación, llamada 'Sirena 21', se inició desde unas aclaraciones que apuntaban como un entramado criminal, asentado en la mayoría de los casos en la costa occidental de la provincia de Málaga y ramificaciones en Cádiz, perpetraría 'vuelcos' a otros narcotraficantes, usando, para dicho propósito, armas tanto cortas como largas y de guerra, tal como medios en fachada policiales.

Así, conforme han informado en un aviso, la investigación empezó en el mes de junio de 2021 y se llevó de forma conjunta desde los comienzos, por la parte de la Policía Nacional y la Guardia Civil, al confluir las indagaciones de agentes de los dos cuerpos sobre una misma red criminal.

Las pesquisas practicadas por los agentes dejaron centrar al cabecilla de la trama en un hogar de Estepona. El líder, que viene de un país de Europa del Este, iba siempre y en todo momento armado y era muy ágil, han detallado los cuerpos policiales. Utilizaba múltiples identidades --para esto tenía documentos de identidad falsos de múltiples nacionalidades--, y modificaba de forma recurrente de hogar y de aspecto físico --se cortaba el pelo, se lo teñía, o se dejaba barba o perilla--.

Continuando con las indagaciones, los estudiosos consiguieron detectar a otros pertenecientes de la organización, con funcionalidades precisamente distinguidas entre ellos --guardadores, transportistas, trabajos de supervisión, por ejemplo trabajos--.

Con los objetivos centrados, los agentes fueron desmembrando la red con la práctica de consecutivas detenciones. Así, ocho hombres y 2 mujeres fueron detenidos por su presunta compromiso en delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas, falsedad reportaje, hurto de vehículo a motor y/o tenencia ilegal de armas.

Entre los detenidos estaba el líder de la trama --en el instante de la detención portaba una pistola dispuesta para abrir fuego--, constándole múltiples requisitorias judiciales: una por un Juzgado de Marbella, con relación a un delito de tenencia ilegal de armas; otra de la Audiencia Provincial de Granada, por tráfico de drogas; y una última dictada por las autoridades de Albania, por un delito contra la gente.

A lo largo del dispositivo se practicaron 2 registros en rutas casas de Estepona usadas como 'guarderías', tal como en un inmueble de Mijas donde el líder de la trama había fijado su vivienda por un tiempo, interviniéndose 70 kilos de hachís, 1,6 kilos de hachís, cinco automóviles --2 de ellos sustraídos--, matrículas robadas, armas, abundante munición, documentos de identidad falsos, útiles para el procesamiento de la sustancia y para hacer los 'vuelcos', entre otros muchos efectos.

Más información

Cae en Málaga una red criminal encargada de perpetrar 'vuelcos' a otros narcotraficantes haciéndose pasar por policías