• domingo 5 de febrero del 2023

Carboneras transporta la desclasificación urbanística del Algarrobico al punto de inicio y manifiesta que debe rehacer expediente

img

CARBONERAS (ALMERÍA), 19 Dic.

El Ayuntamiento de Carboneras (Almería), cuyo alcalde, José Luis Amérigo, está apercibido de multa, ha comunicado en este momento al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que debe cambiar relativamente el expediente que llevó a pleno en 2021 puesto que no "cumple totalmente" con la exigencia judicial de clasificar el suelo de El Algarrobico en el planeamiento municipal como no urbanizable de particular protección.

El consistorio, que debe rendir cuentas al tribunal cada 15 días sobre las actuaciones que está realizando para realizar la sentencia estable de 2018 que le ordena a anular los campos ST-1 'Algarrobico' y ST-2 o 'Canillar', manifiesta que el archivo técnico que existe en el expediente, que asimismo se publicó en Boletín Oficial de la Provincia hace mucho más de un año, no sirve.

Indica, al hilo de esto, que se "debe seguir a su modificación técnica" de manera "anterior" a su aprobación en el pleno de la empresa local carbonera de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en el que sigue hoy los dos rincones como suelo urbanizable.

Cabe rememorar que el expediente que en este momento va a rehacer se incluyó en una sesión excepcional en el primer mes del año de 2021, pero solo como una dación de cuentas. En estos términos se publicó en BOP en el mes de septiembre de 2021, lo que fue denunciado por Greenpeace al tribunal.

La resolución del consistorio carbonero llega tras una asamblea técnica con la Junta de Andalucía convocada a instancia municipal para, según recalca, arrancar "las actuaciones de coordinación con la administración autonómica para evacuar el informe técnico que va a haber de saber la iniciativa de modificación puntual del PGOU que se someterá a aprobación por el pleno".

En el acta de la citada asamblea que traslada al TSJA, se recopila que el "análisis" grupo del "archivo técnico que existe en el expediente" declara que hay que seguir a "su modificación técnica por no cumplir absolutamente" con el propósito.

Apunta el acta, también, que en la asamblea, en presencia del nuevo técnico municipal, el alcalde y el concejal de Urbanismo, aparte de 2 gobernantes de Urbanismo de la delegación territorial de Fomento, se expusieron "las directivas que afectan al archivo técnico" a fin de que este puede ser "anotado" en el Registro Autonómico de Instrumentos Urbanísticos de la Junta andaluza.

En su escrito al TSJA, el municipio concluye destacando que las actuaciones "preparatorias" para el pleno en que hay que desclasificar urbanísticamente El Algarrobico "entienden imperdonablemente el referido informe técnico".

En el previo informe quincenal, el consistorio trasladó a la salón que quitaba únicamente un "preceptivo informe municipal" que, según afirmaba, se había "retrasado gracias a no tener técnico que pudiese elaborarlo".

Precisaba que se había suscrito convenio con el Ayuntamiento de Garrucha "a fin de tener los precisos reportes relativos a la modificación de planeamiento que se requiere para la ejecución de sentencia" y agregaba que, una vez contara con el informe, procedería "de forma inmediata" a la convocatoria del pleno del ayuntamiento.

A lo largo de toda la ejecutoria, Greenpeace ha movido al TSJA de que el Ayuntamiento de Carboneras "transporta mucho más de 15 años adoptando una actitud dilatante y obstruccionista" con en comparación con Algarrobico y pedido que se le imponga al alcalde, José Luis Amérigo, las multas represivas por semana de 250 euros con las que fue advertido por nuestra salón en el mes de julio, tal como que se le aperciba "de un presunto delito de desobediencia".

El colectivo conservacionista asimismo advirtió en el mes de septiembre de 2021 al prominente tribunal andaluz de que la modificación del planeamiento urbanístico de Carboneras que aparecía publicada en el BOP no tenía "valor alguno", y destacó que tenía que ver con una "maniobra municipal" para "eludir" la acción de la justicia.

Recordó que la salón requirió al municipio a fin de que anulase los campos urbanísticos ST-1, donde se asiente el hotel de Azata del Sol, y ST-2 o El Canillar, y que lo que se publicó en BOP fue una "dación de cuentas" de la citada modificación que, no obstante, no había sido "aprobada provisionalmente por el pleno" de la empresa local, requisito a fin de que logre ser anotada en el Registro General de Planeamiento de la Junta de Andalucía. .

Greenpeace recalcó, también, que el Ayuntamiento de Carboneras "no había cumplido hasta hoy ni solo una de las numerosísimas resoluciones judiciales que se han producido en torno al hotel, posición que es inadmisible en un estado de derecho y merece ser reprochada penalmente".

En el edicto anunciado en BOP el 16 de septiembre de 2021, el Ayuntamiento refiere el pleno increíble que se festejó en el primer mes del año en el que la empresa local "tomo conocimiento" de esta modificación de la normativa urbanística cuyo informe técnico sí dio entonces por válido.

También señala que se percató de que se había remitido el expediente terminado a la Delegación Territorial de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía en Almería "por ser el órgano competente para su aprobación determinante y también inscripción en el Registro de Planeamiento".

En un aviso, el alcalde de Carboneras estimó que la publicación en BOP mostraba "la total colaboración" del municipio "para cumplir lo dictado por la justicia" y transfería "la plena colaboración que sostiene y sostendrá el gobierno municipal en este tema".

Más información

Carboneras transporta la desclasificación urbanística del Algarrobico al punto de inicio y manifiesta que debe rehacer expediente