Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Comerciantes andaluces buscan un buen inicio en 2024 tras un año desfavorable de ventas

Comerciantes andaluces buscan un buen inicio en 2024 tras un año desfavorable de ventas

SEVILLA, 5 Ene.

La Confederación Comercio Andalucía ha expresado su confianza en que el año 2023 marcaría la recuperación definitiva de las ventas en el sector después del impacto de la pandemia. Sin embargo, factores externos e internos han llevado a una disminución generalizada de las ventas en el comercio de cercanía en 2023 en comparación con 2022. Los conflictos bélicos han generado una situación inflacionista, encareciendo los productos y aumentando los tipos de interés, lo que ha reducido la capacidad de consumo de las familias. Además, los efectos del cambio climático también han contribuido a esta disminución.

La organización señala que otro factor que ha influido en la disminución de las ventas en el comercio de cercanía es el crecimiento de las ventas en línea. El sector destaca la falta de regulación de los grandes operadores de venta en línea y una fiscalidad más favorable para aquellos que operan desde otros países, lo que genera una competencia desleal para los establecimientos físicos.

Ante esta situación, Comercio Andalucía solicita a las administraciones competentes en materia de comercio que busquen equilibrar los formatos comerciales y apoyen verdaderamente al comercio de cercanía, que es un sector vital para la economía y el empleo en Andalucía, representando el 22% del empleo y el 11,5% del PIB regional.

En cuanto al período de rebajas de invierno, los comerciantes andaluces confían en que sea un buen comienzo de ventas para el año 2024. Sin embargo, insisten en que solo estableciendo períodos acotados se recuperará el efecto positivo de estas ventas especiales en el conjunto de los comercios, y no solo para las grandes compañías de distribución comercial.

Comercio Andalucía manifiesta que la liberalización de las rebajas ha tenido efectos negativos en el pequeño y mediano comercio de cercanía. Al no haber fechas fijas y preestablecidas para las rebajas, los consumidores están perdiendo el interés y la motivación para acudir a los establecimientos. Esto puede llevar a la banalización de las rebajas, con descuentos menos significativos y prácticas de marketing confusas para los consumidores, lo cual podría generar desconfianza y perjudicar la reputación de los comercios.

Según Comercio Andalucía, esto ha provocado que el efecto positivo de las rebajas apenas dure unos días y que las ventajas que antes tenía para el comercio de cercanía, como la venta del stock acumulado de temporada, estén desapareciendo.