Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Comienza juicio en Sevilla sobre los ERE y las preferencias de Guerrero a favor de amigos y vecinos en las "pólizas individuales"

Comienza juicio en Sevilla sobre los ERE y las preferencias de Guerrero a favor de amigos y vecinos en las

La Audiencia de Sevilla ha comenzado el juicio de una pieza separada de la macrocausa de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos financiados con fondos autonómicos. Esta parte se enfoca en las "pólizas individuales" otorgadas por el ex director general de Trabajo y Seguridad Social, Francisco Javier Guerrero, a favor de personas cercanas, como amigos y vecinos.

En particular, este caso se centra en las pólizas de seguro de renta promovidas por Guerrero, quien fue miembro del PSOE y condenado por prevaricación y malversación en relación con los ERE. Estas pólizas beneficiaron a cuatro personas de su entorno cercano, ya sea por iniciativa propia o por solicitud del interesado.

Según el auto de transformación de las diligencias de investigación, estas personas recibieron cantidades significativas de dinero de forma injustificada. La Dirección General de Trabajo aparecía como titular de los seguros, cuyas primas se pagaban mediante el método de "pagos cruzados" a través de cartas enviadas por Guerrero a compañías aseguradoras que ya tenían fondos públicos concedidos a través del procedimiento específico. De esta manera, las cantidades se desviaban en beneficio de estas personas para pagar los seguros individuales contratados a su nombre. Por tanto, se imputan presuntos delitos de prevaricación, tráfico de influencias y malversación.

En el banquillo de los acusados se encuentran el exdirector de la consultora Vitalia, Antonio Albarracín, el consultor de Vitalia en Sevilla, Jesús Bordallo, Alejandro M.T., vecino de El Pedroso con vínculos de amistad con Guerrero, Cristina R.C., exgerente de la Fundación para la Promoción del Minusválido (Promi) y miembro temporal de la candidatura del PP a la Alcaldía de Córdoba en 2011, y finalmente el padre de Cristina, R.R.G.

El exalcalde socialista de El Pedroso, Rafael Rosendo, también fue mencionado como beneficiario de una de las pólizas debido a su amistad con Guerrero, pero ya falleció.

Al comenzar el juicio, la defensa de Antonio Albarracín argumentó la supuesta prescripción de los hechos, ya que el último acto de firma de las pólizas investigadas ocurrió en agosto de 2007, mientras que Albarracín fue llamado como investigado en abril de 2018, lo que superaría el plazo máximo de diez años para los delitos de prevaricación y malversación.

La defensa de Albarracín también resaltó la "artificiosidad" de esta pieza separada, ya que otras partes de la macrocausa incluyen pólizas individuales no abarcadas en este proceso.

La defensa de Jesús Bordallo también alegó la presunta prescripción de los hechos y la falta de definición de la participación de su cliente en las pólizas. Además, mencionó la exclusión de Bordallo en otras partes separadas de la causa.