• lunes 26 de septiembre del 2022

Consumo Responde ofrece medidas para reducir el desperdicio de alimentos y ayudar con el medio ambiente

img

SEVILLA, 27 Ago.

Consumo Responde, sistema libre y gratuito de información y consejos a usuarios y individuos, impulsado por la Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, ofrece una secuencia de medidas para reducir el desperdicio de alimentos y ayudar con el medio ambiente.

En un aviso, ha recordado que la mayoría de las anomalías de la salud son provocadas por llevar un estilo de vida poco saludable, según apunta la Organización Mundial de la Salud (OMS), y que la mala nutrición no solo perjudica a la salud de la gente, sino más bien asimismo es dañina para el medio ambiente, lo que piensa "un enorme encontronazo popular, ambiental y económico".

En varios casos, las resoluciones cotidianas tienen como resultado que se promuevan, por servirnos de un ejemplo: la agricultura y ganadería no sostenibles, el incremento de la emisión de gases de efecto invernadero, un elevado consumo de agua, el desperdicio de alimentos o un mal aprovechamiento de los elementos naturales.

Al respecto, el Objetivo número 12 de la lista de Objetivos de Desarrollo Sostenible recopila, exactamente, la pérdida y desperdicio de los alimentos, lo que da exhibe de "su relevancia", ha señalado la Junta. Dicho propósito, ha continuado, define el deber para 2030 de achicar el desperdicio de alimentos por la parte de usuarios, tal como las pérdidas de artículos en las cadenas de producción.

Los hogares son los sitios en los que se realiza un mayor desperdicio de alimentos y es esencial tomar conciencia sobre ello, dadas las secuelas medioambientales, sociales y económicas a la que tienen la posibilidad de conducir sus resoluciones, manifiestan desde Consumo Responde.

Para eludir la pérdida de alimentos en la vivienda se tienen la posibilidad de adoptar pautas como: planear el menú semanal, comprobar el frigorífico de manera regular, asistir al autoservicio con una lista de la adquisición de los alimentos que verdaderamente se precisan, llevar a cabo pequeñas compras con mucho más continuidad en vez de concentrar la adquisición de artículos alimenticios en compras masivas, apostar por modelos de cercanía y de temporada, leer bien el etiquetado tal como su fecha de caducidad o consumo preferente, preservar apropiadamente los alimentos, y racionar y no elaborar mucho más comida de la precisa.

De igual forma, los establecimientos de restauración asimismo tienen una enorme compromiso en lo que se refiere al desperdicio de alimentos. Para ello, se aconseja racionalizar el consumo desde la adquisición de los modelos hasta el día de hoy de ser útil a la clientela y entablar medidas para eludir su desperdicio, como prestar llevarse la comida sobrante al hogar, apreciar la donación a bancos de alimentos o participando en apps móviles inteligentes que dan a la ciudadanía la comida sobrante a costos atractivos.

Otro aspecto esencial en la alimentación sana y responsable es la higiene de los artículos que se toman. Algunos puntos para tener en consideración son: lavar la área que entra en contacto con los alimentos, lavar apropiadamente la materia prima que se usa para cocinar y no combinar alimentos crudos y cocidos al manipularlos para eludir la polución cruzada.

Además, remarcan que "las manos y utensilios han de estar limpios". La exigencia de higiene "primordial tanto en la adquisición de alimentos como en los establecimientos de restauración". Así, destacan que mentalizar "piensa el paso inicial para hallar el aprovechamiento terminado y responsable de los alimentos que adquirimos".

Ante cualquier duda o solicitud en temas de consumo, la ciudadanía puede entrar en contacto con Consumo Responde, un servicio multicanal al que se puede entrar de manera continuada a través del número de teléfono 900215080, de la página 'www.consumoresponde.es', del correo '[email protected]', y de los concretes de Twitter ('@consumoresponde'), Facebook ('www.fb.com/consumoresponde') y también Instagram ('@consumoresponde').

También se puede recibir consejos en los Servicios Provinciales de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Consumo presentes en todas y cada una de las capitales de provincia, tal como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC), y en las organizaciones de personas consumidoras y usuarias.

Más información

Consumo Responde ofrece medidas para reducir el desperdicio de alimentos y ayudar con el medio ambiente