Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Desbaratada en Granada red de extorsión a hosteleros con amenazas de cortes de luz por no pagar 2.000 euros

Desbaratada en Granada red de extorsión a hosteleros con amenazas de cortes de luz por no pagar 2.000 euros

En una operación llevada a cabo por la Guardia Civil en Granada, se ha detenido a seis individuos pertenecientes a una red delictiva que se dedicaba a estafar a propietarios de establecimientos hosteleros en la provincia. Estos delincuentes se hacían pasar por empleados de una empresa de electricidad y amenazaban con cortar el suministro en menos de una hora si no se abonaba de forma inmediata una factura impaga de aproximadamente 2.000 euros.

Según el comunicado emitido por el Instituto Armado, la operación denominada 'Tec Apagón' ha confirmado la autoría de al menos 60 delitos relacionados con estafas y falsificación de documentos, logrando así los detenidos obtener un botín superior a los 100.000 euros.

Todo inició en diciembre del año pasado, cuando el propietario de un restaurante en Guadix denunció ser víctima de una estafa por parte de un individuo que le exigía el pago de una factura impaga de 1.832,15 euros so pena de quitarle el suministro eléctrico de forma inmediata. Tras una investigación, se descubrió que otro propietario hostelero de la misma localidad había sido estafado de la misma manera, evidenciando así un patrón delictivo.

El rastro del dinero obtenido permitió identificar a un grupo criminal con base en Ciempozuelos, Madrid, y liderado por el miembro más joven de los detenidos. Este grupo se dedicaba a contactar a propietarios de establecimientos hosteleros en horas de mayor afluencia de clientes, advirtiéndoles de un corte de luz inminente si no pagaban una supuesta deuda en un plazo breve, lo cual llevaba a los afectados a realizar los pagos para evitar problemas.

Los estafadores se aseguraban de obtener información detallada de los establecimientos, aparentando tener conocimiento de la empresa suministradora de electricidad y otros detalles que hacían su engaño más creíble. Además, se valían de tarjetas SIM registradas a nombre de terceras personas para mantener el anonimato en sus comunicaciones con las víctimas.

Además, dos integrantes de la red delictiva reclutaban a individuos con problemas de drogadicción para que abrieran cuentas bancarias a su nombre y cedieran el control al grupo criminal, a cambio de una pequeña suma de dinero. De esta forma, el dinero estafado terminaba en estas cuentas bancarias controladas por los delincuentes.

En resumen, esta operación, llevada a cabo por las autoridades de Guadix con la colaboración del equipo de la Guardia Civil de Ciempozuelos, ha logrado desarticular una red criminal especializada en estafar a propietarios de establecimientos hosteleros, poniendo fin a sus acciones fraudulentas y protegiendo a los ciudadanos afectados.