Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Desmantelada banda de la Costa del Sol que vendía dulces con drogas en línea.

Desmantelada banda de la Costa del Sol que vendía dulces con drogas en línea.

En una operación conjunta entre la Policía Nacional y la Guardia Civil, ha sido desmantelada una organización que se dedicaba a la venta por Internet de gominolas contaminadas con drogas de síntesis en la Costa del Sol.

Los miembros de esta organización, de nacionalidad holandesa, llevaban a cabo envíos postales de sustancias estupefacientes a toda Europa, además de establecer un complejo entramado de empresas para el lavado de dinero, según informaron las autoridades.

Tras realizar siete registros en inmuebles de la Costa del Sol, en las localidades de Fuengirola, Mijas, Estepona y Canarias, se logró la detención de 15 individuos. Durante los registros, se incautaron 12.000 bolsas de gominolas con THC, 281 vapeadores con líquidos de cannabis y 49 paquetes de cocaína, entre otras sustancias.

La investigación se inició tras la detención de un individuo en Bélgica con un envío de droga. Los agentes descubrieron que esta red realizaba numerosos envíos pequeños a través de diferentes empresas de logística, siendo la pareja holandesa líder de la organización.

Estos individuos, junto con dos lugartenientes, coordinaban los envíos de sustancias tanto en España como en Europa. Se descubrió que utilizaban golosinas y snacks que luego contaminaban con cannabinoides para su venta posterior en Málaga y Holanda.

La organización tenía un modus operandi sofisticado, incluyendo el alquiler de diferentes propiedades para almacenar los productos, además de cambiar frecuentemente de vehículo para evitar ser rastreados. En un trastero en Mijas ubicaban la mercancía legal, para posteriormente llevarla a un inmueble donde preparaban las sustancias psicotrópicas.

Se logró la detención de los principales implicados y se realizaron registros donde se encontró material para la fabricación de drogas, dinero en efectivo y criptomonedas. Además, se interceptaron numerosos envíos de sustancias estupefacientes, vinculados a esta red.

La organización había creado una empresa como fachada para los envíos de drogas, declarando sus ingresos como venta de productos legales. Los destinatarios abonaban el precio mediante transferencias bancarias, alcanzando más de un millón y medio de euros en ingresos.

Una vez recopilada toda la información necesaria, se procedió a la detención de cuatro miembros de la organización y se bloqueó una importante cantidad de dinero en cuentas bancarias y propiedades inmobiliarias, valoradas en más de 1,5 millones de euros. Se espera la detención de otro individuo más en relación con este caso.