• lunes 30 de enero del 2023

Desmantelada en Sevilla una "beligerante" banda de aluniceros que cometió mucho más de 30 delitos en tres meses

img

SEVILLA, 12 Ene.

Agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional han desarticulado un "activo" conjunto criminal de aluniceros, con ramificaciones en Sevilla y Madrid. La operación, llamada 'Ranger-Saoko', ha acabado con la detención de ocho personas y la restauración de catorce automóviles de gama alta. Se han esclarecido mucho más de 30 hechos delictivos realizados en Andalucía y Madrid en solo tres meses.

En total, se realizaron 4 registros en los que se ha recuperado abundante material que viene de los latrocinios investigados, distintas herramientas para la perpetración de exactamente los mismos, tal como entre los automóviles de gama alta usado en multitud de alunizajes, sustraído en Portugal. El valor total de los efectos sustraídos sobrepasa el millón de euros.

Entre los detenidos, está el líder de una famosa banda de aluniceros de Madrid, responsable de coordinar una gran parte de los ataques y sostener la especialidad interna del conjunto. Los detenidos pasaron predisposición judicial dictaminando ingreso en prisión para 4 de ellos y en independencia con cargos para el resto.

La operación ha supuesto la desarticulación en la ciudad más importante hispalense de una banda "beligerante" de aluniceros que, "con una actividad furiosa", habría cometido mucho más de 40 hechos delictivos en menos de tres meses en las provincias de Sevilla, Cádiz, Córdoba, Jaén y Madrid, según la información facilitada este jueves por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en una publicación oficial.

La investigación se inició a fines del mes de julio en el momento en que los agentes tuvieron conocimiento de la sustracción de tres automóviles de una cierta marca, una máquina de troquel para realizar matrículas y 40 aguantes de matrículas, entre otros muchos efectos, en un concesionario de automóviles de la ciudad de Camas (Sevilla).

Tras las primeras indagaciones, los agentes confirmaron que existía relación entre la sustracción de los automóviles de altas posibilidades y los ataques producidos a los establecimientos y naves industriales, donde sustraían material de prominente valor, tal como dinero en efectivo del interior de cajas fuertes, teléfonos móviles inteligentes, joyas y perfumes.

Se verificó que, tras la sustracción de los automóviles, estaba un entramado conformado por un conjunto criminal de aluniceros hispalenses y madrileños. La banda cometió mucho más de 40 hurtos en establecimientos en menos de tres meses. La Policía Local llegó a interpretar una persecución a tres automóviles sustraídos por las calles de Sevilla y donde entre los agentes se vio "obligado" a utilizar su arma normativa para "repeler" una amenaza con arma mostrada desde entre los automóviles competidores.

Igualmente, entre los automóviles de gama alta robados, la Policía ha señalado la sustracción en el aparcamiento de un popular centro comercial de un turismo propiedad de un jugador de fútbol o el atraco a una joyería a plena luz del día con arma y extintores en un centro comercial de Madrid.

Más información

Desmantelada en Sevilla una "beligerante" banda de aluniceros que cometió mucho más de 30 delitos en tres meses