Desmantelan banda que estafó 130 veces por Internet, robando 6 millones de euros.

Desmantelan banda que estafó 130 veces por Internet, robando 6 millones de euros.

La Guardia Civil ha llevado a cabo la operación 'Parepal Mullers', en la que ha detenido a 13 individuos acusados de formar parte de una organización que habría estafado más de seis millones de euros a través de internet. Además, se han realizado registros en once domicilios situados en Marbella y Málaga capital.

Según informa la Guardia Civil en un comunicado, se ha logrado aclarar al menos 100 delitos llevados a cabo en diferentes lugares de España y otros 30 en diversos países de la Unión Europea.

En los registros realizados se ha decomisado un total de 70 teléfonos móviles, una tableta, seis ordenadores portátiles, un ordenador de sobremesa, una impresora a color, 85 tarjetas SIM de diversas compañías telefónicas, material para llevar a cabo contratos fraudulentos, agendas que registraban la contabilidad de algunos miembros de la organización, documentación bancaria y una gran cantidad de tarjetas de crédito, así como 7.500 euros en efectivo y seis relojes de lujo.

La investigación se inició a raíz de una denuncia interpuesta en el cuartel de la Guardia Civil de Alcalá la Real (Jaén), en la que una empresa aseguraba haber sido estafada mediante el método conocido como 'Man in the Middle'. Esta estafa consiste en interferir en las relaciones comerciales que dos empresas mantienen por correo electrónico, tomando control de los correos que se envían mutuamente.

En este caso en concreto, la empresa afectada denunció que se había realizado un pago de 29.000 euros a otra compañía, momento en el que los delincuentes sustituyeron el número de cuenta donde debía realizarse la transferencia.

Continuando con las investigaciones, los agentes localizaron al titular de la cuenta donde se habían ingresado los fondos estafados. Resultó ser una persona cuya identidad había sido usurpada, y los presuntos autores habían abierto hasta 13 cuentas a su nombre en diferentes entidades bancarias de Málaga. Posteriormente, la Guardia Civil descubrió a otras diez personas que también habían sido víctimas de usurpación de identidad, ya que la organización había abierto otras 47 cuentas bancarias adicionales. En total, se controlaban 60 cuentas en manos de esta red criminal.

Las cuentas eran abiertas por un primer grupo de delincuentes que se encargaba de esta tarea, abriendo las cuentas físicamente en sucursales bancarias de Málaga. Utilizaban documentación personal de las víctimas que había sido perdida o robada en diferentes partes del país, y obtenían un beneficio económico por cada cuenta que lograban abrir.

La Guardia Civil ha determinado que la organización habría ingresado más de dos millones de euros en las 60 cuentas, de los cuales 620.000 euros habrían sido transferidos a cuentas en el extranjero y a nivel nacional. Esta tarea era realizada por un segundo grupo dentro de la organización. Por otra parte, los miembros de un tercer grupo retiraron 408.000 euros en efectivo de cajeros automáticos. Los investigadores han logrado recuperar 972.000 euros bloqueando las cuentas bancarias.

El análisis de las cuentas revela que la organización habría cometido estafas por valor de más de seis millones de euros. Establecían relaciones comerciales con empresas españolas y extranjeras, compraban productos y luego los enviaban a Nigeria, blanqueando así el dinero proveniente de las estafas.

Los detenidos están siendo acusados de cometer delitos de estafa informática continuada, pertenencia a organización criminal, falsedad documental, usurpación de estado civil y blanqueo de capitales.

La Guardia Civil continúa analizando la documentación incautada, lo que podría resultar en una mayor cantidad de delitos esclarecidos y detenciones adicionales.

Esta actuación forma parte de la respuesta de la Dirección General de la Guardia Civil para intentar frenar el aumento exponencial de delitos cometidos a través de las tecnologías de la información y la comunicación, especialmente las estafas informáticas. Para ello, se ha creado los Equipos @, con el objetivo de fortalecer las capacidades de investigación y persecución de la cibercriminalidad tanto a nivel nacional como internacional.

La Guardia Civil ha recordado la importancia de tomar precauciones para prevenir este tipo de estafas, como acordar de antemano los números de cuenta a utilizar en relaciones comerciales, establecer vías alternativas de contacto al correo electrónico para verificar cambios de cuenta y utilizar contraseñas seguras. También recomiendan enviar correos electrónicos y archivos adjuntos cifrados, así como proporcionar formación en ciberseguridad a los empleados.

Tags

Categoría

Málaga