• sábado 4 de febrero del 2023

Desmantelan el primer laboratorio de cocaína instalado en España con exactamente la misma composición que los de Sudamérica

img

MADRID, 24 Sep.

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado el primer laboratorio de producción de cocaína localizado en España con una composición igual que la usada en los instalados en Sudamérica, con aptitud para generar 120 kilogramos de sustancia por semana.

En esta operación se ha detenido a 12 personas, entre ellas el líder de la organización y su lugarteniente, y se realizaron diez registros en Málaga, Córdoba y Madrid, según informó la Policía Nacional en un aviso.

La llamada 'Operación Silcon' empezó en el mes de mayo al advertir las autoridades a la organización criminal, que tenía una capacidad operativa para desarrollar su actividad ilegal. El líder y su lugarteniente, que radicaban en la provincia de Málaga y llevaban un prominente tren de vida, controlaban, mediante terceros, compañías de importación de sacos de cemento en cuyos cargamentos escondían substancia estupefaciente que alimentaba a un laboratorio furtivo en Madrid.

Los agentes consiguieron detectar al líder de la organización, un ciudadano español, tal como al resto de integrantes de exactamente la misma, y confirmaron que estas personas se estaban abasteciendo de un sinnúmero de artículos químicos, tal como de todos y cada uno de los materiales precisos para lograr entablar el laboratorio. Para este cometido, el conjunto disponía de un trastero en Córdoba donde guardaba disolventes que después trasladaban hasta un contenedor marítimo situado en un aparcamiento de automóviles de la Costa del Sol.

A medida que avanzaba la investigación, se ha podido detectar a otro ciudadano dominicano, persona de seguridad del líder, que se encargaba de manera directa de la supervisión del desarrollo de elaboración de la sustancia en el laboratorio y de ordenar su distribución.

Además, los agentes confirmaron que este hombre reclutó en lo personal a tres ciudadanos colombianos que vinieron a España de manera expresa para la extracción de la substancia estupefaciente. Estas personas, conocidas como "chefs", son contratadas comunmente para una operación específica y cobran según el número de kilogramos extraídos, para regresar más tarde a su país.

Los estudiosos asimismo confirmaron que la organización había alquilado un chalet en Coín (Málaga), que sería en un primer instante donde se ubicase el laboratorio, que al final por seguridad trasladaron a la provincia de Madrid. Para el traslado de la substancia estupefaciente, los integrantes del conjunto la introducían en sacos con cemento y adoptaban enormes cuestiones de inseguridad, como el empleo de automóviles lanzadera.

El destino de los sacos fue, de entrada un lavadero de turismos gestionado por integrantes de la organización, y más tarde una finca rural, situados los dos puntos en localidades cercanas a la ciudad más importante.

Finalmente, los agentes realizaron el operativo el 6 de septiembre, haciendo diez registros domiciliarios --seis en Málaga, tres en Madrid y uno en Córdoba-- y consiguiendo desmantelar totalmente la organización. En esta ocasión se detuvo a nueve persona y tres días después a otras tres.

El Grupo Especial de Operaciones (GEO) participó en el ingreso al laboratorio que estaba en una ciudad cercana a Madrid, donde se halló a cinco "chefs" en pleno desarrollo de extracción de la sustancia.

Este laboratorio se situaba en el exterior de una finca de enormes dimensiones y bajo la maleza, únicamente protegido por unas sombrillas y telas que procuraban esconder su actividad frente a la actuación de algún medio aéreo.

La Policía Nacional ha señalado su similitud con los instalados en la selva de sudamérica y el procedimiento usado para la extracción de la pasta base de la cocaína, que reflejaba los enormes entendimientos de los "chefs" en esta materia -- comunmente las organizaciones apelan al empleo de considerable suma de artículos químicos, pero los detenidos usaban únicamente para este desarrollo gasolina, amoníaco y agua--.

La Policía Nacional detuvo al jefe del conjunto y su lugarteniente en Málaga y, además de esto, incautó un vehículo en el que estaba una pistola con seis cartuchos lista para utilizar, tal como dinero en efectivo y documentación.

También, en un contenedor de un aparcamiento se intervinieron cantidad considerable de modelos químicos, tanto líquidos como sólidos, que aguardaban a ser usados para la extracción en futuras operaciones llevadas a cabo por esta organización.

En total, se han intervenido 85 kilogramos de pasta base de cocaína, 250 kilos de cemento empapado en cocaína, 950 litros de predecesores químicos, 125 kilogramos de predecesores sólidos, seis automóviles y 36.000 euros.

Más información

Desmantelan el primer laboratorio de cocaína instalado en España con exactamente la misma composición que los de Sudamérica