Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Detenido en Chiclana (Cádiz) un agresor condenado por violencia de género por romper la pulsera de control más de una vez.

Detenido en Chiclana (Cádiz) un agresor condenado por violencia de género por romper la pulsera de control más de una vez.

Un individuo ha sido arrestado por la Guardia Civil en Chiclana de la Frontera (Cádiz) por dos delitos de quebrantamiento de condena relacionados con violencia de género, informa la Benemérita en un comunicado.

El autor, quien ya había violado una vez la orden de alejamiento al romper la pulsera telemática que llevaba, volvió a cometer el mismo delito al destrozar una segunda pulsera, según ha explicado la Guardia Civil.

En ambos arrestos, el agresor demostró una extrema violencia hacia los agentes que lo detenían. Llegó incluso a arrastrar a algunos metros a los agentes con su propio vehículo y colisionar contra un vehículo oficial durante una de las detenciones.

Gracias a la rápida actuación de los agentes, la valentía de la víctima y la colaboración ciudadana, se logró detener de manera inmediata al presunto autor y se le ha enviado a prisión.

El agresor recibió una pulsera de control telemático el 2 de enero debido a su detención por maltrato, amenazas y vejaciones contra la víctima.

Tan solo nueve días después, no dudó en deshacerse del dispositivo y violar las medidas de protección establecidas. En esta ocasión, se acercó y merodeó las inmediaciones de la casa de la víctima, mostrando signos de agitación.

Cuando el Centro de Control de Medidas Telemáticas de Alejamiento (Cometa) alertó a la víctima sobre el incidente, esta tuvo contacto directo con el equipo especializado en Violencia de Género de la Guardia Civil hasta su llegada a su domicilio.

Después de confirmar que el autor había incumplido las medidas de protección, los agentes procedieron a su detención. Durante el arresto, el individuo mostró una grave agresividad, llegando a arrastrar a dos agentes con su coche particular y colisionando posteriormente con el vehículo oficial.

Después de los hechos, el detenido compareció ante el juez y se le impuso otro dispositivo telemático, el cual volvió a arrancar tres días más tarde. Debido a estos sucesos, el autor fue nuevamente arrestado, mostrando una vez más agresividad hacia los agentes y causándoles heridas leves.

Por último, el detenido, un hombre de 41 años y residente en Chiclana, fue puesto a disposición judicial y se decretó su ingreso en prisión provisional.