Detenido un tercer sospechoso por el hurto de 56 toneladas de aceite de oliva en Carcabuey (Córdoba)

Detenido un tercer sospechoso por el hurto de 56 toneladas de aceite de oliva en Carcabuey (Córdoba)

CARCABUEY (CÓRDOBA), 10 Oct.

La Guardia Civil ha llevado a cabo una operación en relación al robo de 56.000 kilos de aceite de oliva virgen extra en la almazara Marín Serrano El Lagar, ubicada en Carcabuey (Córdoba), a finales de agosto. Actualmente, hay tres personas bajo investigación, sumándose a los dos detenidos que se encuentran en libertad con cargos.

Según fuentes cercanas al caso, la investigación sigue en marcha. Hasta ahora, los agentes han decomisado aproximadamente 50.000 kilos de aceite en una almazara cercana a aquella donde se produjo el robo, a unos tres kilómetros de la localidad de Priego de Córdoba pero dentro del término municipal de Carcabuey.

El Instituto Armado inició la investigación para esclarecer el robo que ocurrió durante la madrugada del 30 de agosto. Las primeras teorías sugirieron que se utilizaron camiones cisterna, ya que el aceite de oliva no estaba embotellado ni envasado.

El gerente de la almazara Marín Serrano El Lagar, Martín Parras, comentó a principios de septiembre que el robo no era "normal", aunque señaló que "el aceite está ahora mismo en el punto de mira debido a los altos precios, cuando lo normal es que el precio sea de dos euros y no haya interés en robarlo. Pero en este caso, con 56.000 kilos de aceite a finales de agosto, y considerando que el precio sigue subiendo, podríamos hablar de 500.000 euros".

Parras destacó que "esto fue algo muy preparado", y que "no lo hace cualquiera". Detalló que "cuando se realiza una carga, un movimiento de aceite, hay mucha documentación que involucra al propietario, al comprador, al origen del aceite, a la persona que conduce el camión, las dos matrículas del camión y el lugar de descarga".

En este sentido, advirtió que "quien compre el aceite sabrá que no tiene documentación, y estará cometiendo un fraude al adquirir algo ilegal". Además, comentó que llegaron a la almazara alrededor de las 7:00 a.m. del día 30 y se dieron cuenta de que "los candados de la puerta principal no estaban, y al ingresar, encontraron que habían cortado las cadenas y había manchas de aceite en el suelo" y al revisar la bodega, se dieron cuenta de que habían robado 56.000 kilos de aceite.

Según su opinión, "esto fue algo muy meditado y preparado". Incluso afirmó que creía que era "un encargo", porque "sabían lo que querían, eligieron este lugar y entraron sin problemas, conocían las alarmas, dónde estaba todo, cómo cargar las cisternas y cómo colocar las mangueras. Gente totalmente profesional".

Parras también expresó su agradecimiento a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad por su labor incansable y constante comunicación.

Por su parte, el alcalde de Carcabuey, Juan Miguel Sánchez, señaló que "todo apunta a que se trata de una acción premeditada y bien planificada, ya que fueron directamente a los depósitos de aceite y tenían conocimientos sobre procedimientos de extracción y llenado de cisternas, algo que no es tan sencillo".

Además, el alcalde mencionó que la falta de un documento de trazabilidad del producto, que según la normativa se requiere al comprar cualquier cantidad de aceite, grande o pequeña, "podría ser uno de los factores que facilite la identificación de los presuntos autores del hurto".

El presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Priego de Córdoba, Rafael Muela, expresó su "preocupación" por el robo en la almazara amparada por dicho distintivo de calidad. Asimismo, manifestó su apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para resolver el caso y ofreció toda la colaboración del distintivo de calidad a la almazara afectada.

Tags

Categoría

Andalucía