Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

"Detienen dos veces en un mes a un vigilante por vender empadronamientos falsos en Almería".

La Policía Nacional en Almería ha detenido dos veces en el último mes a un vigilante de seguridad del albergue municipal acusado de falsificar certificados de empadronamiento y venderlos a inmigrantes en situación irregular. Según fuentes policiales, un policía local que trabajaba en el servicio de recursos demográficos del Ayuntamiento de Almería alertó a las autoridades tras dudar de la autenticidad de la documentación proporcionada por varios ciudadanos extranjeros que buscaban regularizar su situación mediante el arraigo.

Tras una investigación efectuada por la Unidad Contra Redes de Inmigración y Falsedades Documentales (Ucrif), se comprobó que los certificados presentados eran falsificaciones en las que un código seguro de verificación y una dirección que correspondía al albergue municipal se habían superpuesto sobre el documento original. Los investigadores descubrieron que el responsable de la falsificación de los certificados de empadronamiento trabajaba como vigilante de seguridad en el mismo albergue municipal donde empadronaba sin autorización a las víctimas.

El vigilante, que se hacía pasar por guardia civil, empleado de una gestoría o funcionario del ayuntamiento, engañaba a sus víctimas y les llegaba a pedir hasta 1.000 euros por documento alterado. Finalmente, fue detenido el 15 de mayo y acusado de favorecimiento de la inmigración ilegal, estafa y falsedad documental, aunque el Juzgado de Instrucción 5 de la capital almeriense decretó su libertad provisional.

A las pocas semanas, el mismo policía local que descubrió la irregularidad en el padrón de Almería, encontró más personas que pretendían hacer pasar como válidos certificados de empadronamiento con los mismos indicios de falsedad que los que propiciaron la detención del vigilante de seguridad. Los investigadores volvieron al caso y descubrieron que el detenido, puesto en libertad, continuaba con su actividad criminal tomando mayores medidas de seguridad. Esto provocó una nueva detención apenas un mes después de la anterior.

El vigilante en cuestión tiene antecedentes por violencia de género y repetidas sanciones por posesión de sustancias estupefacientes. Tras la última detención, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Almería, el cual volvió a decretar la libertad provisional del sospechoso.