• miércoles 29 de junio del 2022

Diez detenidos en Almería de una red que distribuía hachís por toda Europa en camiones con dobles fondos

img

ALMERÍA, 23 Jun.

La Guardia Civil ha desarticulado una organización criminal asentada en Almería dedicada al tráfico de drogas a enorme escala que introducía hachís por las costas de la provincia y más tarde la distribuía por toda Europa esconde en camiones y turismos con dobles fondos.

Según comunica el Instituto Armado en un aviso, la llamada operación 'Petricor' se ha saldado con diez detenidos y 4 investigados en siete registros practicados en las localidades almerienses de Las Negras, Balerma, Balanegra, Berja, Pampanico y Puente del Río que han tolerado intervenir 900 kilos de hachís, 2 embarcaciones listas para estas ocupaciones, númerosos automóviles entre turismos y camiones con dobles fondos, al lado de armas y dinero en efectivo.

La operación creada por el Equipo de Delincuencia Organizada y
Antidroga (EDOA) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Guardia Civil de Almería se inició en el mes de marzo de 2021 con una primera etapa destinada a saber la composición y mecanismos de la organización para ingresar la sustancia por la costa de Almería con embarcaciones recreativas sin rastros externos que las tengan la posibilidad de detectar, pero en especial adaptadas para estas ocupaciones.

Según la Guardia Civil, entre los mecanismos empleados para efectuar las sendas tienen esenciales proporciones de gasolina que transportaban hasta los puertos de deportes, con el consiguiente peligro para la navegación para la gente extrañas a la organización que tengan la posibilidad de hallarse en las inmediaciones.

En la segunda etapa, una vez cancelada la infraestructura de introducción de esenciales proporciones de sustancia, los sacrificios se centraron en el entramado logístico destinado a la distribución de la substancia estupefaciente internacionalmente para la plena desarticulación de la red.

El modus operandi de la organización radica en trasvasar la sustancia
desde una embarcación que viene de marruecos a una embarcación de
recreo que la traslada hasta las costas de Almería. A su llegada, existe
un operativo preparado para cargar la sustancia y transportarla de manera rápida
hasta las casas o garajes donde la esconden hasta su posterior
distribución por Europa.

El hachís se esconde dentro de garrafas generalmente usadas
para el transporte de comburente de esta clase de embarcaciones de
recreo. De este modo, la gasolina era usada para posibilitar el
movimiento de las embarcaciones y más tarde este género de
"garrafas", de entre 30 y 50 litros, se usan para ingresar la sustancia para prestar fachada legal, oculta asimismo en dobles fondos de nuestra embarcación.

La Guardia Civil identificó en la barriada de Las Negras un entramado de pisos y plazas de estacionamiento que conformaban la composición logística de estas operativas de tráfico de sustancia, así sea con la función de ser empleados como "guarderías", casas para el almacenamiento encubierto, o para la ocultación de los automóviles aplicados al posterior transporte de la substancia estupefaciente a puntos lejanos. Casi la integridad de los automóviles son extranjeros con las placas de matrícula falsificadas para ofrecer mayor protección al transporte.

A lo largo de la segunda etapa, la Guardia Civil descubre que la organización
criminal investigada tiene una complicada red de camiones usados para el transporte de la substancia estupefaciente a terceros países de la Unión Europea.

La organización contacta con personas que en lugar de una sucesión de
provecho económicos por mes, consiguen un camión, lo dan de alta
en una cooperativa de transportes y por último ceden su empleo a la red.
A su vez forman parte en operativas de transporte legal para encubrir su
actividad, lo que piensa ingresar en rivalidad con transportistas y
compañías que trabajan según las reglas y costos de transportes
establecidos.

En el momento en que la organización disponía de los camiones, cabeza tractora y remolque, reemplazaba los remolques por otros que disponían de complejos
sistemas de dobles fondos, pero sosteniendo las placas de matrícula
del primero. De este modo, la red tenía una composición logística de camiones con dobles fondos, que figuraban a nombre de terceras
personas sin aparente vinculación a la organización, y que merced a la
cooperativa operaban en el transporte legal de mercancías.

Una parte de las contraprestaciones que la organización daba a los distintos ayudantes precisos se efectuaban en hachís, que
más tarde distribuían a menor escala a nivel de la provincia de
Almería y lindantes para la obtención de las ventajas económicos
sustanciosos y veloces con participaciones puntuales que dejaba llevar un prominente estilo de vida.

En ese sentido se ha intervenido una cantidad esencial de sustancia,
lograda como forma de pago, que entre los ayudantes se disponía
a vender a una organización externa asentada en la provincia de
Granada.

Popular el modus operandi de la organización y sus elementos, de este modo
como el papel que desempeñaba cada uno de ellos en exactamente la misma, los estudiosos solicitan autorización judicial para entrenar siete entradas y registros en las localidades de Las Negras, Balerma, Balanegra, Berja, Pampanico y Puente del Río.

La operación 'Preticor' se ha saldado con diez detenidos, 4 investigados, el desmantelamiento de un cultivo indoor de mariguana y la intervención de 900 kilos de hachís, 2 embarcaciones, varios automóviles entre turismos y camiones con dobles fondos, armas y dinero en efectivo entre otros muchos efectos.

A los integrantes de la presente organización criminal se les imputan los delitos de pertenencia a organización criminal, contra la salud pública (tráfico de drogas), usurpación de identidad, falsificación de archivo público y quebrantamiento como condena. La operación fué creada por expertos del EDOA de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Almería y fué apuntada por el Juzgado de Instrucción número 1 de Berja.