• jueves 01 de diciembre del 2022

Diseñan en Granada una técnica forense que deja detectar un cadáver con fotografías sonrientes de Instagram o Facebook

img

GRANADA, 21 Sep.

Científicos de la Universidad de Granada (UGR) han desarrollado una exclusiva técnica forense que deja detectar un cadáver desde las fotografías que un individuo ha anunciado en sus comunidades, en concreto en aquellas en las que hace aparición sonriendo.

Su trabajo, en el que coopera la Academia Polaca de Ciencias de Breslavia (Wroclaw, Polonia), fué anunciado en la gaceta científica Forensic Science International, según informó este miércoles la UGR en una publicación oficial.

En este trabajo se muestra un procedimiento en fase de prueba de identificación que se apoya en el análisis del perfil de los dientes precedentes de un sujeto, que son los que se ven en el momento en que un individuo sonríe. La morfología de los dientes puede ser un carácter individualizante si se tienen presente especificaciones como el tamaño, la existencia de diastemas, o de torsiones bucales.

A pesar de prestar desenlaces menos fiables que los recogidos en los protocolos de todo el mundo, esta técnica tiene el beneficio de poder "entrar a los datos antemortem aportados por los familiares, como las fotografías que la persona fallecida publicó en sus comunidades, como Instagram o Facebook, antes de fallecer".

Otro aspecto abordado en esta investigación es el análisis de la distorsión causada en las imágenes al usar objetivos de diferente distancia focal. Los resultados que se consiguieron indudablemente abren vías elecciones de identificación de personas desaparecidas o fallecidas en contextos de vulneración del Derecho Internacional Humanitario recogido por la Organización de las Naciones Unidas.

Una de las líneas de investigación que se viene construyendo en el Área de Antropología Física de la UGR tiene como propósito desarrollar métodos de identificación humana alternos a los recogidos en los protocolos de todo el mundo. En esta época, los únicos métodos reconocidos son los que se fundamentan en la dactiloscopia (huellas digitales), la odontología y la genética.

Sin embargo, muchos son los contextos en los que no se tienen la posibilidad de emplear, puesto que la gente desaparecidas/fallecidas proceden de ámbitos socioculturales o países en los que no hay bases de datos de huellas digitales, o no hay elementos para conseguir odontogramas o concretes de ADN.

Como comentan las autoras de este trabajo, "detectar es cotejar, con lo que se precisa tener datos antemortem y postmortem. En estos contextos, se buscan métodos alternos que dejen investigar elementos simples de conseguir por la parte de los familiares con esos recogidos en la gente o cadáveres de los muertos/desaparecidos.

Este trabajo abre por consiguiente un muy, muy amplio abanico de opciones para detectar a un individuo, puesto que es la era de la comunicación y de comunicar imágenes, con lo que la utilización de las comunidades ha trascendido a nivel global.

La autora primordial de esta investigación es Melania Mazur, de la Sección de Huellas Dactilares y Antropología Forense del Departamento de Criminalística del Instituto de Investigación Forense en Cracovia (Polonia), con la colaboración de Katarzyna Górka, estudiosa del departamento de Antropología (Instituto Hirszfeld de Inmunología y Terapia Experimental de la Academia Polaca de Ciencias de Breslavia) y también Inmaculada Alemán, catedrática del departamento de Medicina Legal, Toxicología y Antropología Física de la UGR.

Más información

Diseñan en Granada una técnica forense que deja detectar un cadáver con fotografías sonrientes de Instagram o Facebook

Noticias de hoy más vistas