Divorciada cordobesa no deberá pagar 50.000 euros tras diez años de impago de pensión por sus hijos

Divorciada cordobesa no deberá pagar 50.000 euros tras diez años de impago de pensión por sus hijos

El Juzgado de lo Mercantil Número 1 de Córdoba ha otorgado la exoneración de una deuda de 50.000 euros a una mujer divorciada que no ha recibido la pensión por sus hijos en más de diez años, en virtud de la Ley de Segunda Oportunidad.

Según la Asociación de Ayuda al Endeudamiento, la mujer se enfrentó a un estrés emocional y a una situación financiera insostenible después de su divorcio, asumiendo el 50% de las deudas generadas con su ex esposo. Además, este último incumplió las condiciones del divorcio y dejó de pagar la manutención adecuada para sus tres hijos. Como resultado, la mujer se vio obligada a vivir con una prestación por desempleo, pagar la hipoteca y cuidar de sus hijos y su madre dependiente.

Ante esta situación, el abogado de la Asociación de Ayuda al Endeudamiento, Pepe Domínguez, argumentó que, dadas la vulnerabilidad de la persona y la ausencia de antecedentes penales relevantes, se trata de un caso claro de Ley de Segunda Oportunidad, cuyo objetivo es la condonación total de las deudas.

La primera medida adoptada por los abogados fue informar a los juzgados de Córdoba sobre la insolvencia de la deudora. Esto supuso la suspensión de la obligación de pago y, a partir de entonces, solo tuvo que hacer frente al pago de la hipoteca. Posteriormente, se proporcionó al juzgado una descripción completa de la situación de la interesada, incluyendo ingresos, patrimonio, deudas, antecedentes penales y procesos en curso, solicitando la apertura del concurso de acreedores.

El Juzgado de lo Mercantil Número 1 de Córdoba admitió la solicitud de los abogados, declarando el llamado "Concurso sin masa", es decir, sin activos que liquidar. Una vez asegurada la vivienda y pagada la hipoteca, se planteó la condonación del resto de la deuda, la cual fue aceptada por el juez.

Para acogerse a este procedimiento, es necesario cumplir una serie de requisitos establecidos por la reforma concursal, que incluyen la insolvencia, no haber sido exonerado en los últimos cinco años y carecer de delitos de orden socioeconómico.

Una vez que se comprobaron estos requisitos, no hubo discusión al respecto, y el juez emitió una sentencia concediendo el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho (BEPI), cancelando así 47.567,70 euros de deuda. Como resultado, la mujer queda fuera de los registros de morosidad y ningún acreedor puede reclamar el pago de las deudas pendientes. Hasta ahora, la asociación ha logrado más de 300 exoneraciones en lo que va de 2023.

Tags

Categoría

Andalucía