Doñana, la joya natural de Almonte (Huelva), cae bajo el control mercenario con polémico acuerdo sobre reparto de fondos.

Doñana, la joya natural de Almonte (Huelva), cae bajo el control mercenario con polémico acuerdo sobre reparto de fondos.

El alcalde de Almonte (Huelva), Francisco Bella, ha expresado su preocupación por la transformación de Doñana en un lugar mercenario, donde la conservación se ve amenazada por intereses políticos y prácticas cuestionables. Esto se debe a que doce municipios del entorno del parque nacional han alcanzado un acuerdo y presentado una propuesta sobre el reparto de los fondos.

Según el Ayuntamiento de Almonte, el alcalde Bella ha acusado al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco) de provocar indignación con su enfoque para la distribución de 70 millones, lo que ha convertido a Doñana en terreno de especulación.

El alcalde ha señalado que, además del conflicto previo sobre el robo del agua, ahora se permitirá el robo de fondos destinados a los municipios del Parque Nacional por parte de localidades externas al mismo, todo ello basado en afinidades políticas, especialmente por ser miembros del PSOE.

A pesar de todo, el alcalde de Almonte sigue confiando en que el Ministerio corrija la irresponsabilidad de los alcaldes externos a Doñana, a quienes ha acusado de ver el Parque como una tarta a repartir, sin tener en cuenta su valor ecológico y la dedicación de las poblaciones locales a su conservación. Además, considera que esta situación plantea serias dudas sobre la integridad del proceso y la imparcialidad en la distribución de los recursos.

Por otro lado, el alcalde ha asegurado que los ecologistas ya han manifestado su rechazo argumentando que el mercantilismo aplicado por el gobierno de Sánchez no es más que una repetición de la misma fórmula utilizada en otras cuestiones nacionales.

Desde el punto de vista del alcalde, la idea de que todo, incluso la sostenibilidad, pueda comprarse o venderse resulta alarmante y contraproducente para la preservación de espacios naturales como Doñana.

En consecuencia, el alcalde de Almonte advierte que si el Miteco consiente este proceso, estarían condenando a Doñana a un retroceso significativo en términos de conservación, deshaciendo más de cincuenta años de lucha por la conservación del espacio natural.

Agrega que la complicidad de las poblaciones de Almonte e Hinojos, históricamente implicadas en la conservación del Parque y desmarcadas de este acuerdo, se vería comprometida, generando un quiebre en la relación entre las comunidades locales y las autoridades gubernamentales.

En relación a esto, se considera en todos los sectores conservacionistas y ecologistas que este proceso es una agresión contra los pueblos genuinos del Parque y que en el futuro podría haber conflictos territoriales como consecuencia. Por tanto, desde el Ayuntamiento de Almonte se insta al Miteco a reconsiderar sus decisiones y a priorizar la preservación de Doñana sobre intereses políticos y partidistas.

Tags

Categoría

Huelva