Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Dos acusados en Arjona (Jaén) aceptan penas por el asesinato de su cuñada: diez y tres años de cárcel.

Dos acusados en Arjona (Jaén) aceptan penas por el asesinato de su cuñada: diez y tres años de cárcel.

En un acuerdo sin precedentes, los dos acusados por el brutal asesinato a navajazos de su cuñada en Arjona (Jaén) y por herir a la hermana de ésta durante un enfrentamiento entre familias han decidido aceptar las penas propuestas por el Ministerio Fiscal. Este pacto, firmado esta semana, les lleva a enfrentarse a condenas de entre tres y diez años de prisión.

El acuerdo evita la celebración del juicio con jurado que estaba programado en la Audiencia de Jaén para el próximo lunes, 1 de julio.

El acusado mayor, de 41 años, ha admitido su culpabilidad en un delito de homicidio y otro de homicidio en grado de tentativa. Por el primero, deberá cumplir seis años de prisión, mientras que por el segundo recibirá cuatro años de cárcel. El segundo acusado, hermano del primero, se enfrenta a tres años de prisión por homicidio intentado, según lo estipula el acuerdo con el Ministerio Público.

Además de las penas de prisión, al acusado por el homicidio se le prohíbe acercarse a la familia de la fallecida y de su hermana, así como residir en Arjona durante 15 años. El otro acusado también tiene restricciones de alejamiento y prohibición de residencia en la localidad.

En términos de responsabilidad civil, el condenado por el homicidio deberá indemnizar a los hijos de la fallecida con 100.000 euros cada uno, y a los padres de la víctima con 50.000 euros. Además, ambos acusados deberán indemnizar a la hermana de la fallecida con 14.000 euros por las lesiones sufridas durante el altercado.

A pesar de su insolvencia, el desembolso de 10.000 euros por cada uno de los acusados para indemnizar a la hermana de la fallecida y a los hijos menores ha sido reconocido en su favor como una atenuante. Esta acción se suma al reconocimiento de la legítima defensa por parte de los acusados.

El trágico incidente comenzó como una disputa familiar debido a diferencias culturales y sociales, que desencadenaron en una pelea violenta que resultó en la muerte de una mujer y en heridas graves para otra. Todo ocurrió en el contexto de una discusión sobre la vida de la víctima, que no era aceptada por las familias debido a su origen.

Los dos acusados sacaron sus navajas durante el enfrentamiento, hiriendo a las víctimas y causando la muerte de una de ellas. Posteriormente, ambos fugitivos se entregaron en Andújar (Jaén) y han permanecido en prisión desde entonces. Una vez firmado el acuerdo de conformidad, cumplirán con las penas impuestas por la justicia.