Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Dos guardias civiles acusados por la fatal colisión de una narcolancha en Sanlúcar (Cádiz)

Dos guardias civiles acusados por la fatal colisión de una narcolancha en Sanlúcar (Cádiz)

En Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), el Juzgado de Instrucción a cargo de la investigación de los sucesos ocurridos en el río Guadalquivir ha llamado a declarar como investigados a dos agentes de la Guardia Civil después de la denuncia presentada por la familia del fallecido en el incidente.

La Fiscalía ha solicitado la suspensión de la declaración de los agentes, programada para mayo, hasta que se disponga del informe pericial realizado por los técnicos sobre la colisión entre la narcolancha y la embarcación de la Guardia Civil, que resultó en la muerte de uno de los ocupantes de la embarcación ilegal.

El episodio tuvo lugar el 31 de enero, cuando la embarcación Río Águeda de la Guardia Civil se aproximó a la narcolancha cargada con bidones de gasolina en el Guadalquivir y chocó con ella tras una supuesta maniobra de escape de la neumática.

Cuatro hombres se encontraban a bordo de la narcolancha, tres de los cuales fueron arrestados, mientras que el cuarto resultó herido de gravedad y posteriormente falleció en el hospital tras la colisión.

Esta situación desencadenó una investigación judicial en la que los tres sobrevivientes que iban en la narcolancha están siendo investigados por tráfico de drogas, así como por posible responsabilidad en la maniobra de evasión que condujo al choque con la Guardia Civil.

Por otro lado, la familia del fallecido presentó una denuncia por homicidio imprudente contra la Guardia Civil, alegando que los tripulantes estaban descansando y fueron despertados por el impacto de la embarcación policial, acusando a los agentes de embestirlos.

La denuncia por homicidio imprudente ha llevado a la citación como investigados de los dos guardias civiles, en un caso separado al de los detenidos por tráfico de drogas, aunque ambos son manejados por el mismo juzgado.

La Fiscalía ha apelado la citación de los agentes pidiendo su suspensión hasta que se incorpore al expediente el informe pericial que explique cómo ocurrió la colisión entre las dos embarcaciones aquel fatídico 31 de enero.