• domingo 5 de febrero del 2023

El agua regresa a ingresar en el humedal protegido de Salinas de Cabo de Gata (Almería) tras acabar obra de urgencia

img

ALMERÍA, 9 Ene.

Unión Salinera SL, correspondiente al conjunto francés Salins, ha concluido las proyectos de urgencia en el humedal protegido de Las Salinas de Cabo de Gata, en Almería, y el agua de mar regresa a dar de comer las charcas con un caudal de 1.000 metros cúbicos por hora.

La actuación para descegar en canal, obstruido por las lluvias torrenciales de primavera de 2022 y que ocasionó en el mes de mayo que se secase el paraje con afección al hábitat de varias especies de aves, concluyó el pasado sábado tras seis meses de ejecución.

El directivo técnico de la compañía que explota industrialmente el humedal, Joseph Pérez, indicó a Europa Press que el restablecimiento de la ocupación del túnel permitió, por ahora, contemplar de una "pátina" de agua el "estero", la charca que da entrada al paraje.

No obstante, ha declinado determinar cuándo se prevé que vuelva a su estado original el humedal en tanto que su desecación es un hecho inédito y "es imposible calcular cuanta de ese agua va a absorber el suelo hasta empaparse".

Durante las proyectos de urgencia, los obreros han retirado del interior de la galería mucho más de 1.200 metros cúbicos de material que obstruía el paso del agua de mar, y se han invertido mucho más de 900 horas de trabajo.

Sobre este espacio, el asesor de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Ramón Fernández-Pacheco, anunció últimamente en sede parlamentaria que el Gobierno andaluz va a asignar un millón de euros del presupuesto andaluz para 2023 para prosperar la ocupación ecológica de las Salinas de Cabo de Gata.

Cabe rememorar que el Programa de Seguimiento de Fauna Silvestre de Andalucía ha concluido que el "colapso hídrico" del humedal "debió llevar a un fracaso reproductor" para la "mayoría" de las "109 parejas de hasta ocho especies" de aves acuáticas que en ese instante nidificaban en sus charcas.

Los datos de rastreo por mes que se hace en el paraje enclavado en el parque natural desde 1993 y también incluidos en la Red de Información Ambiental de Andalucía, revelan que en el momento en que pasó la "falta" de aporte de agua marina", las aves estaban "en medio de una reproducción" y asimismo se ha podido constatar la existencia de "nidadas de huevos al lado de pollos de distintas edades según las distintas especies".

El informe apunta como causas tras este "fracaso reproductor" que la carencia de agua "ha podido haber causado una pérdida de disponibilidad de alimento para los pollos" y asimismo "un aumento de la disponibilidad a las diferentes zonas y colonias de cría" del humedal para "depredadores como el jabalí y el zorro".

Más información

El agua regresa a ingresar en el humedal protegido de Salinas de Cabo de Gata (Almería) tras acabar obra de urgencia