• domingo 5 de febrero del 2023

El detenido por matar y mutilar a su exnovia en Marbella (Málaga) fue culpado por herirla con un cabezazo

img

MÁLAGA, 13 Ene.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Marbella (Málaga) condenó el pasado 21 de diciembre al hombre en este momento investigado por matar y mutilar a su exnovia en tal ciudad por un delito de pésimos tratos, tras ofrecer un cabezazo a la víctima en una discusión, lo que le ocasionó lesiones.

Estos hechos sucedieron en el hogar de la mujer en Marbella el 19 de diciembre, solamente 20 días antes que el hombre acabara con la vida de la víctima y tirase al mar su cuerpo, que fue hallado sin cabeza ni manos flotando en el agua en una playa de la ciudad el pasado domingo.

Por el delito de castigo se le impuso seis meses de prisión, 16 meses de privación del derecho a tener armas, tal como a la prohibición de estar comunicado por cualquier medio con la víctima o aproximarse a ella a menos de 500 metros en cualquier ubicación en el que esté a lo largo de 16 meses. También debería abonar 225 euros de indemnización.

Esta sentencia se dictó tras verse en concordancia todas y cada una de las partes, esto es, la defensa y ámbas acusaciones --la del fiscal y la de la representación de la víctima--; y una vez que el acusado prestara instantaneamente del juicio "expresa conformidad con la mucho más grave de semejantes acusaciones", afirma la resolución a la que tuvo ingreso Europa Press.

En exactamente la misma sentencia se concedió la suspensión de la pena de prisión a lo largo de un par de años, advirtiéndole de que se revocaría este beneficio caso de que volviese a delinquir en tal intérvalo de tiempo y de que no pagara la indemnización fijada.

Además, se condicionaba la suspensión a múltiples puntos, como la prohibición de aproximarse a la víctima, entrar en contacto con ella o residir o asistir a su hogar, y se le forzaba a formar parte en programas formativos.

En cuanto a la suspensión, la resolución enseña que en un caso así se cumplen los requisitos legales, en tanto que carecía de antecedentes penales calculables de exactamente la misma naturaleza, apuntando que ni la Fiscalía ni la acusación especial se habían contrario a esa suspensión.

Se requería al penado al cumplimiento inmediato de las penas, entre ellas la prohibición de aproximarse o estar comunicado con la perjudicada, advirtiéndole de que el incumplimiento podría ser un delito de quebrantamiento como condena.

Precisamente, tras la demanda de familiares de la víctima por su desaparición y tras opinar estos haber reconocido a su hermana en las imágenes difundidas en comunidades de un cuerpo sin cabeza ni manos flotando en el mar, el hombre fue detenido por quebrantamiento como condena y acabó confesando que había matado a su exnovia.

Más información

El detenido por matar y mutilar a su exnovia en Marbella (Málaga) fue culpado por herirla con un cabezazo