Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

El Gobierno admite falta de margen en el reparto de migrantes en Andalucía, pero insiste en la "solidaridad".

El Gobierno admite falta de margen en el reparto de migrantes en Andalucía, pero insiste en la

En Granada, el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, ha destacado la importancia de que las comunidades autónomas tengan competencias en materia de menores migrantes. El Ejecutivo central solicita solidaridad en la redistribución de los menores que lleguen a las Islas Canarias, un tema que se discutirá en la mesa sectorial. Según Fernández, hay comunidades como la andaluza que podrían tener limitaciones en cuanto a los parámetros que se analizarán.

Ante la pregunta de los periodistas en Granada sobre este asunto, Pedro Fernández explicó que en las conferencias sectoriales participan todos los presidentes de comunidades autónomas. Se tiene en cuenta la capacidad de acogida de cada comunidad autónoma, cuyos servicios sociales son responsables de los menores migrantes.

El delegado pidió la misma solidaridad que se solicitó a Europa para los países del sur, trasladando esta petición a las comunidades autónomas debido a la situación de emergencia en las Islas Canarias. Destacó la importancia de dignificar el tratamiento y garantizar una acogida adecuada para los menores migrantes, así como para fortalecer la capacidad de la Administración competente.

En el caso de Andalucía, que ya recibe un número considerable de inmigrantes a través de Almería y Cádiz, se deberá evaluar la capacidad de acogida en la mesa sectorial. Si la capacidad está cerca del límite, Andalucía podría tener poco margen para más menores.

El consejero de la Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa, Antonio Sanz, enfatizó la solidaridad de Andalucía en la acogida de migrantes, recordando que la región ha estado ayudando sin recibir apoyo económico durante mucho tiempo. Sanz reiteró que Andalucía no necesita que la incluyan en acuerdos o cuotas para la redistribución de menores.

Ante comunidades autónomas que plantean controversias, Sanz aseguró que Andalucía, por su historial, no necesita lecciones de solidaridad. Pidió no mezclar a Andalucía en debates sobre porcentajes de distribución, considerando que no conducen a ningún lado.