Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

"El Gobierno destina más de 35 millones a los paradores andaluces para su conservación y mejora"

El sector de turismo en Andalucía recibirá una importante inyección económica de más de 35 millones de euros, provenientes de fondos destinados a la conservación, rehabilitación y puesta en valor de paradores de la región. Parte de este monto, 6,5 millones de euros, será destinado a actuaciones a cargo de Turespaña, como parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Unión Europea, enfocado en paradores catalogados como Bien de Interés Cultural (BIC).

Por su parte, Paradores de Turismo invertirá los 28,7 millones restantes en sus 16 establecimientos en Andalucía. Así lo ha anunciado la presidenta de Paradores Raquel Sánchez, durante una reunión en Sevilla con el delegado del Gobierno en la región, Pedro Fernández. Seis de los paradores andaluces tienen la catalogación de BIC: Arcos de la Frontera, Carmona, Granada, Jaén, Ronda y Úbeda.

Para Sánchez, la prioridad de Paradores es la sostenibilidad del patrimonio, destacando que su conservación es tanto una responsabilidad cultural como económica y social. En este sentido, las inversiones tienen como objetivo principal mantener y mejorar el patrimonio histórico para contribuir al desarrollo de la comunidad y enriquecer su patrimonio cultural y económico.

Las actuaciones en los paradores andaluces forman parte de un programa a nivel nacional que contempla la inversión de 80 millones de euros en 39 paradores catalogados como BIC en todo el país. En Andalucía, Turespaña llevará a cabo mejoras en seis de estos paradores, mientras que Paradores de Turismo se encargará de las inversiones en el resto de establecimientos.

Estas inversiones incluirán mejoras en eficiencia energética y sostenibilidad, accesibilidad, renovación de instalaciones y equipamiento hotelero. Durante el año 2023, los paradores de Andalucía alcanzaron una ocupación del 77%, con un aumento del 4,5% respecto al año anterior. Destaca el buen comportamiento de los clientes extranjeros, especialmente en ciudades como Granada y Ronda, y la alta demanda de la gastronomía, con más de 353.000 cubiertos servidos en los restaurantes de los paradores andaluces.