El Gobierno restringirá el uso de patinetes eléctricos en el transporte público a partir del 1 de enero

El Gobierno restringirá el uso de patinetes eléctricos en el transporte público a partir del 1 de enero

La Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda de Andalucía ha anunciado que a partir del 1 de enero quedará prohibido el acceso de patinetes eléctricos en el transporte público de la región, incluyendo metros, autobuses y catamarán. Esta medida se ha tomado en aras de garantizar la seguridad de los viajeros, debido a los peligros generados por los incendios de baterías que se han registrado en transportes públicos en los últimos meses. La restricción se mantendrá vigente hasta que estos riesgos sean controlados.

La decisión se ha adoptado tras la resolución de la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre el certificado de seguridad de los Vehículos de Movilidad Personal (VMP). A partir del 21 de enero, solo se comercializarán patinetes eléctricos certificados, con el objetivo de garantizar la seguridad vial y proteger al conductor. Sin embargo, estos requisitos de seguridad no se aplicarán a los patinetes eléctricos que ya estén en servicio antes de esa fecha, los cuales podrán continuar circulando sin regulación alguna hasta 2027.

Ante esta falta de regulación, la Consejería de Fomento ha decidido no permitir el acceso de los VMP eléctricos al transporte público, ya que considera que la seguridad de los viajeros debe ser la prioridad. Además, se han encargado dos informes que avalan esta medida: uno al Departamento de Autoprotección y Seguridad de Metro de Sevilla, que ya había implementado medidas para el uso de patinetes en horas punta, y otro a la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Sevilla.

Este último informe, entregado recientemente, concluye que la "seguridad de las personas debe prevalecer ante cualquier consideración" y recomienda mantener la prohibición hasta que los riesgos identificados desaparezcan. También menciona la resolución de la DGT y recomienda mantener la moratoria hasta que todos los patinetes eléctricos en servicio cuenten con certificación.

Andalucía no es el único territorio que ha restringido el acceso de patinetes eléctricos al transporte público. Renfe, desde el pasado 12 de diciembre, ha prohibido su entrada en todos sus trenes de pasajeros, incluyendo el Tranvía de la Bahía de Cádiz (TramBahía), que pertenece a la Junta de Andalucía en colaboración con Renfe.

Además, la Comunidad de Madrid, el área metropolitana de Barcelona y Mallorca han implementado la misma medida en todo el transporte público, mientras que Valencia la ha aplicado a los servicios ferroviarios (Cercanías, metro y tranvía). En otros países, algunos operadores ferroviarios del Reino Unido e Irlanda, así como el Metro de Londres y Hamburgo, también han prohibido el acceso de patinetes eléctricos a sus trenes.

Categoría

Es Andalucía - Sevilla