• jueves 06 de octubre del 2022

El Infoca trata de contener el incendio de Los Guájares, que prosigue ganando lote tras calcinar mucho más de 2.000 hectáreas

img

GRANADA, 9 Sep.

Los efectivos del Infoca que se ocupan de tierra y aire en la extinción del incendio forestal proclamado el pasado jueves en un paraje de Guájar Alto, en el término municipal de Los Guájares (Granada), prosiguen tratando contener el fuego, que tras calcinar mucho más de 2.000 hectáreas siguió "ganando lote" en las horas mucho más calurosas del día, sin que haya previsión de probables dolencias a núcleos urbanos.

El fuego ha conseguido mayor virulencia en las últimas horas y el dispositivo del Infoca centra sus sacrificios en procurar contenerlo hasta el momento en que llegue la noche, en el momento en que se confía en poder revertir la situación más allá de la sepa de los medios aéreos y con permiso del viento, que en la noche del jueves fue "errático" y también logró que se perdiese "bastante del increíble trabajo" en los 2 flancos del incendio por la parte de los efectivos desplegados sobre el lote, según ha contado a los cronistas el directivo general de Política Forestal y Biodiversidad, Giuseppe Aloisio, desde el Puesto de Mando, que se ha movido a Albuñuelas.

"Hemos cambiado el Puesto de Mando de sur a norte pues aquí es donde nos preocupa mucho más a nivel operativo la virulencia de este incendio", ha contado Aloisio, quien enseña que el ahínco del dispositivo en estos instantes está en procurar perimetrarlo.

En la actualidad trabajan sobre el lote 250 efectivos terrestres y 23 medios aéreos que buscar ganar "metro a metro" al fuego, a sabiendas de que en las horas del día juegan "a la protectora, singularmente en las mucho más calurosas, en el momento en que las llamas fueron "ganando lote", con lo que se estima la llegada de la noche para desplegar la novedosa estrategia. Y es que la virulencia de las llamas es tal que la acción de los medios aéreos se ve limitada, en la medida en que las descargas no llegan a las copas de los árboles por el hecho de que se evaporan antes dada la cantidad considerable de fuego que está calcinando la masa forestal.

Esta noche "requerimos algo de suerte, la que no tuvimos la pasada", en el momento en que los vientos "fueron increíblemente errantes e inclusive peligrosos, echando por tierra el trabajo hecho por varias horas, y perdimos la posibilidad de sellar los 2 flancos a izquierda y derecha".

El directivo General de Política Forestal y Biodiversidad asimismo se ha referido a la orografía del lote, "con atentos muy escarpadas y oportunidad de caídas" que tornan en "peligrosísimo" el trabajo que tienen que llevar a cabo estos expertos para poder "hacerse con esta bestia que lamentablemente le ha tocado a la provincia de Granada". Por ello, ha destacado la relevancia de "proteger bastante la integridad del dispositivo", algo que se tiene singularmente presente este viernes, en el momento en que se cumple un año de la desaparición del bombero forestal Carlos Martínez en el incendio de Sierra Bermeja.

Por suerte no se han registrado hasta el día de hoy heridos, tampoco entre los integrantes del dispositivo, y no hay previsión de que las llamas alcancen núcleos urbanos, más allá de que se prevé que el incendio se sostenga activo todavía "un tiempo".

Más información

El Infoca trata de contener el incendio de Los Guájares, que prosigue ganando lote tras calcinar mucho más de 2.000 hectáreas