• jueves 01 de diciembre del 2022

El Supremo examinará el 12 de julio el indulto a Juana Rivas tras el recurso de su expareja

img

GRANADA, 28 Jun.

El Tribunal Supremo ha fijado para el próximo 12 de julio la votación y fallo sobre el recurso anunciado por la expareja de Juana Rivas contra el indulto parcial que concedió el Gobierno en el mes de noviembre del año pasado a esta madre de Maracena (Granada) sentenciada a un par de años y medio de prisión por la sustracción de sus 2 hijos menores.

Así consta en una providencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo, a la que tuvo ingreso Europa Press, donde se fija esta fecha, desde las diez,00 horas, para la votación y fallo del recurso y se destina magistrado ponente a Wenceslao Francisco Olea Godoy.

En su recurso, la representación legal en España del italiano Francesco Arcuri, el padre de los hijos de Juana Rivas, exponía que el indulto parcial se gestionó con "asombroso urgencia" por la parte del Consejo de Ministros y arrogándose competencias reservadas al orden judicial.

Alega, en verdad, que la concesión de esta medida de felicidad fue arbitraria por el hecho de que se adoptó "pese a las irregularidades manifiestas del expediente" y piensa una "grave vulneración" de actos reglados obligatorios preparados en la Ley del Indulto, ya que, entre otros muchos temas, no se incorporó el informe del Centro Carcelario.

Por ello, pide que se revoque el Real Decreto de 16 de noviembre de 2021 por el que se le concedía a Rivas el indulto parcial, o que se declare nulo. En en el caso de que el tribunal no atienda estas 2 necesidades, Arcuri atrae que se revoque o se anule lo expuesto en ese indulto respecto de la pena de inhabilitación particular para el ejercicio de la patria potestad sobre sus hijos, que se conmutaba por la pena de ciento ochenta días de trabajos en beneficio de la red social.

El 16 de noviembre de 2021 el Consejo de Ministros aprobó el indulto parcial para Juana Rivas en armonía con la posición de la Fiscalía y un par de semanas una vez que el Pleno de la Sala Segunda del Tribunal Supremo (TS) enviara un informe al Gobierno sobre la posición de sus jueces cerca de esta resolución. El Supremo reconoció que existía división en esta materia; y sucede que ocho de sus jueces apoyaron el indulto parcial para Rivas y otros ocho, entre aquéllos que se incluyó el presidente de la Sala, Manuel Marchena, se oponían.

En su riguroso recurso contra el indulto, Arcuri advierte de que tras la finalización del trámite en España, con condena del Supremo a Rivas, el trámite de indulto fué "exprés" pues estuvo "muy bajo la media de resolución, que se encuentra en los ocho meses".

Indica también que las consecutivas afirmaciones de Rivas con relación a que padeció castigo han caído en saco roto en la vía judicial y se fija asimismo en el expediente de indulto elaborado por el Ministerio de Justicia para resaltar que falta el informe preceptivo de Instituciones Penitenciarias y "por consiguiente, no existe información referente al riguroso cumplimiento carcelario de Rivas posterior a la ejecutoria" de la condena.

Suma a esto que no consta informe de conducta de la Subdelegación del Gobierno, ni por consiguiente, "apunte alguno de ningún género sobre esto de las pruebas o rastros del arrepentimiento de Rivas".

Arcuri acusa asimismo al Consejo de Ministros de atribuirse "ilegalmente" potestades que son propias del orden judicial. "Comprendemos que con la condonación de la pena auxiliar de inhabilitación de la patria potestad de la forma que lo realiza el Ejecutivo en el Real Decreto recurrido, está asumiendo una rivalidad que no posee, por la pura naturaleza de la medida", recuerda.

Explica que siendo la patria potestad "un complejo entramado de derechos y deberes, regulado en el Código Civil, de carácter principalmente tuitivo de los menores", se hace "bien difícil (irrealizable) poder admitir que la pena de privación de patria potestad establecida en sentencia judicial logre ser indultada por el Gobierno".

Rivas abandonó Italia en 2016 con sus 2 hijos con la intención de no regresar, más allá de no tener el permiso del padre de los menores, Francesco Arcuri, quien en 2009, en el momento en que la pareja vivía en España, fue culpado a una lástima de tres meses de prisión por pésimos tratos en el seno familiar.

En verano de 2017, Juana Rivas pasó un mes en sitio desconocido infringiendo las resoluciones judiciales que le forzaban a dar a los pequeños a su expareja, al que ha acusado de manera reiterada de pésimos tratos, radical que él niega. A raíz de este tema, el 27 de julio de 2018, el Juzgado de lo Penal 1 de Granada la condenó a cinco años de prisión como autora de 2 delitos de sustracción de menores.

El magistrado asimismo condenó a esta madre de Maracena (Granada) a ser privada de ejercer la patria potestad sobre los pequeños, en una sentencia que unos meses después --en el tercer mes del año de 2019-- confirmó la Audiencia Provincial de Granada en sus extremos, salvo en lo relativo a la indemnización que debía abonarle a su expareja por daño ética, que rebajó de los 30.000 a los 12.000 euros.

El tema fue de nuevo recurrido por la defensa de Rivas y llegó al Tribunal Supremo que, a fines de abril de 2021, acordó liquidar a la mitad la pena de prisión al estimar que, si bien fueron 2 los menores sustraídos, cometió un único delito y no 2.

El 16 de noviembre de 2021 el Consejo de Ministros aprobó el indulto parcial y a fines de marzo de 2022 la Audiencia Provincial de Granada acordó suspender la pena de prisión que le quitaba por cumplir.

Más información

El Supremo examinará el 12 de julio el indulto a Juana Rivas tras el recurso de su expareja

Noticias de hoy más vistas