• sábado 10 de diciembre del 2022

El taxi regresa a la calle este jueves en Sevilla al no ver "adelantos" en la negociación con la Junta sobre la regla VTC

img

SEVILLA, 21 Sep.

El ámbito del taxi regresa a manifestarse este jueves en Sevilla, donde protagonizará su tercera concentración en lo que va de mes para protestar contra el decreto que prepara la Junta de Andalucía para regular la actividad de los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC) en núcleos urbanos desde el 1 de octubre, una medida que se prosigue negociando, pero donde los taxistas no ven "adelantos" que les satisfagan.

El que va a ser el tercer jueves consecutivo de manifestaciones va a arrancar a las diez,30 horas en la parada de taxis del Estadio Olímpico, punto de acercamiento en el se estima que asistan múltiples cientos de taxistas que van a marchar caminando hasta el Parlamento andaluz, según el paseo propuesto por la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi (FAAT), organización mayoritaria del ámbito y convocante de ésta y las precedentes manifestaciones.

El ámbito regresa de esta manera al punto de queja escogido en su primer jueves de concentraciones, el día pasado 8, que se saldó con 2 detenidos y cargas policiales. Una semana después volvían a manifestarse, esa vez frente a la Consejería de Fomento, que reitera que el diálogo para llevar a cabo la regla y sostiene asambleas que esta semana, aseguraban los taxistas, les han decepcionado al no ver adelantos. "La administración se enroca en proposiciones que no tienen ningún sentido", han asegurado.

La regla que prepara la Junta, anunciada a inicios del mes vigente, expone que los VTC prosigan haciendo un trabajo en núcleos urbanos desde el 1 de octubre, más allá de que se establecerán requisitos a fin de que estas medidas aseguren "la convivencia de VTC y taxis en labras de prestar el más destacable servicio al ciudadano". En un aviso, la Consejería explicó entonces que en razón de ese decreto se fortalecería la inspección, "duplicando las actuaciones".

Un razonamiento que los taxistas no estiman que se logre llevar a la práctica, conforme han expuesto esta semana en afirmaciones a Europa Press. "Ni hay efectivos de inspectores, ni a las policías locales le resulta interesante el tema, ni los municipios ponen medios", dijo el presidente de FAAT, Miguel Ruano, para controlar lo que tacha de "ilegalidades cotidianas" por la parte de los VTC.

Conforme se aproxima el 1 octubre la tensión entre las partes va en incremento y esta semana la Asociación Andaluza de Alquiler de Vehículos VTC, Andeval, acusaba al taxi de estar "presionando a la Junta" con un "argumentario engañoso" a fin de que se integren en la futura regulación "limitaciones" que terminen por llevar a cabo su actividad irrealizable.

Argumentos, dijo Andeval, que el taxi "esgrime para producir confusión entre la opinión pública y intentar influenciar en su favor el devenir de una regulación que, de al final integrar las limitaciones desmedidas que pide el campo del taxi, supondría la desaparición de la VTC en Andalucía, con la extinción de hasta 8.500 cargos laborales y un considerable daño a la economía de la zona".

"En ningún caso el ámbito del taxi quiere que desaparezcan las VTC en Andalucía, pero sí que la red social mucho más pobre de España y Europa no continúe siendo la segunda red social en España con mucho más prominente número de autorizaciones VTC, con una ratio real, si bien no legal de 1 VTC por cada 2,7 taxis", respondió este miércoles el campo del taxi en un aviso.

En él reitera que que "las premisas y columna vertebral que debe integrar el decreto para una coexistencia legal de los dos ámbitos son una clara distinción del servicio que prestan". En este sentido, el taxi, que exhibe una unidad total en este tema, solicita un tiempo mínimo de precontratación de por lo menos 15 minutos; el cumplimiento o aproximación a la ratio legal establecida (1/30) o supresión de la geolocalización, entre otras caracteristicas.

Más información

El taxi regresa a la calle este jueves en Sevilla al no ver "adelantos" en la negociación con la Junta sobre la regla VTC