Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía obliga al Servicio Andaluz de Salud a compensar por retrasar diagnóstico de fractura de tobillo.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía obliga al Servicio Andaluz de Salud a compensar por retrasar diagnóstico de fractura de tobillo.

Una prueba básica como la radiografía es considerada "elemental" en la primera asistencia médica, según el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

La sentencia emitida el pasado 13 de mayo condena al Servicio Andaluz de Salud (SAS) a indemnizar con 54.467 euros a una paciente por un "retraso relevante en el correcto diagnóstico" de una fractura de tobillo que no fue detectada hasta ocho meses después del traumatismo.

El TSJA determinó que la decisión inicial de la Administración sanitaria de rechazar la reclamación de responsabilidad patrimonial de 110.877,73 euros, por un incorrecto diagnóstico y tratamiento de las lesiones sufridas en el tobillo, fue un error.

La importancia de realizar pruebas como la radiografía para evitar errores en el diagnóstico inicial, según el TSJA, es fundamental para proporcionar el mejor tratamiento posible a los pacientes.

Por lo tanto, el TSJA consideró que el Sistema Sanitario incumplió en la atención a la paciente y determinó que esta falta de diligencia provocó un retraso en su recuperación.

La paciente, debido al diagnóstico erróneo, sufrió un retraso en el tratamiento adecuado, lo que afectó su calidad de vida y la recuperación de la lesión en el tobillo.