Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

El TSJA advierte al Ayuntamiento de Carboneras sobre el Algarrobico

El TSJA advierte al Ayuntamiento de Carboneras sobre el Algarrobico

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha emitido una advertencia al alcalde de Carboneras (Almería) para que aporte una certificación que demuestre el carácter no urbanizable del paraje del Algarrobico, donde se encuentra el hotel de Azata del Sol, en respuesta al anuncio del Consistorio de convocar un pleno urgente para abordar esta solicitud.

El Ayuntamiento tiene la intención de convocar rápidamente una sesión extraordinaria y urgente para cumplir con la petición del tribunal y proporcionar el certificado requerido. El alcalde de Carboneras, Salvador Hernández (CS), ha comunicado esta intención en un escrito dirigido al TSJA, donde se compromete a responder a las solicitudes de la Sala y evitar posibles consecuencias legales por desobediencia.

A pesar de la respuesta del Ayuntamiento, el TSJA ha reiterado su advertencia al alcalde para que cumpla con la solicitud de certificación del planeamiento vigente que confirme que los sectores Algarrobico y Canillar están clasificados como suelo no urbanizable en el PGOU. Se insta a todas las partes a presentar sus consideraciones en un plazo de diez días, para determinar si se denunciará a la Fiscalía por desobediencia.

El alcalde ha asegurado que cuenta con los medios necesarios para emitir el certificado urbanístico solicitado por el tribunal, y que se convocará un pleno para tomar la decisión correspondiente. Además, se ha firmado un convenio con el Ayuntamiento de Garrucha para contar con los informes necesarios en cuanto a la reclasificación del suelo en cumplimiento de la sentencia.

Greenpeace ha instado al TSJA a tomar medidas debido al incumplimiento de los plazos para responder a las solicitudes de la Sala, que buscan confirmar que el PGOU cumple con la sentencia que clasifica el Algarrobico como suelo no urbanizable. La asociación ecologista critica la falta de avances en este proceso, que lleva tres años de tramitación sin cambios significativos desde 2021.

Se pide la ejecución forzosa de la sentencia de 2016 que obliga a restablecer la legalidad de los suelos protegidos en Carboneras, especificamente en los sectores de El Algarrobico y Canillar, en un intento por garantizar la protección ambiental de la zona.