• sábado 10 de diciembre del 2022

El TSJA asegura un par de años de prisión a un monitor de boxeo de Sevilla por abuso sexual sobre una pupila de 12 años

img

SEVILLA, 3 Nov.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha podido confirmar una sentencia de la Audiencia de Sevilla, que condena a un varón a un par de años de prisión por abusar sexualmente de una menor de 12 años a la que daba clases de boxeo.

En una sentencia emitida el pasado 26 de octubre, divulgada por la Oficina de Comunicación del TSJA y obtenida por Europa Press, el Alto tribunal andaluz aborda un recurso de apelación, interpuesto por un varón contra una sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla, que le condena a un par de años de prisión por un delito de abusos sexuales.

Específicamente, la Sección Tercera de la Audiencia declaró demostrado que "sobre las 12 horas del día 26 de julio de 2017, una menor de 12 años de edad a la fecha los hechos estaba en un gimnasio" de la región hispalense "donde recibía clases de boxeo que le daba, quien ese día y algún otro ocasional ejercitaba como monitor, en substitución del instructor frecuente, el acusado" José B.R., mayor de edad y sin antecedentes penales.

Ese día, según la Audiencia, "extraordinariamente, la clase se desarrolló en la azotea del edificio y una vez terminada la clase, el acusado señaló a los estudiantes que bajaran a la planta baja".

Mientras que la citada menor descendía la escalera, según el relato de hechos probados, "el acusado la llamó desde la planta superior" y al encajar los dos "en el rellano de la escalera que da ingreso a la azotea, utilizando estaba solo" con ella, "el acusado la cogió del cuello, le apretó y le solicitó que le diera un beso en la boca, al unísono que le tocaba sus genitales con la mano sobre su ropa", según la sentencia inicial condenatoria, que señala que la chavala "logró librarse del acusado dándole un empujón y salió corriendo", para al final narrar los hechos al llegar a su hogar.

Por semejantes hechos, José B.R. fue culpado a un par de años de prisión, cinco años de independencia observada articulo penitenciaria y otros cinco años de prohibición de arrimarse a la víctima o estar comunicado con ella, siéndole impuesta además de esto una indemnización de mil euros a favor de la menor.

En frente de ello, el recurso de apelación alto por el inculpado al TSJA se mantenía en que el testimonio de la menor, "prueba central donde se fundamenta la condena", no sería "congruente ni creíble, tal como que el informe pericial emitido por la asociación Adima no tiene rigor".

No obstante, el TSJA establece que "no consta la presencia de una anterior relación de malquerencia, un interés por dañar ilícitamente al acusado u otro móvil inteligente torcido que haya podido llevar a la menor a idear mendazmente el hecho preciso que descubrió en su día", aparte de que en el juicio, la víctima "mantuvo la descripción del hecho de modo congruente con sus precedentes manifestaciones, sin contradicciones ligerísimamente importantes".

"La opinión de la Audiencia coincide con el método de validez del testimonio emitido en prueba pericial por la sicóloga de la asociación Adima que, basado en las entrevistas mantenidas y al análisis de probabilidad realizado a través de el sistema SVA, desecha que la menor padezca modificaciones en la percepción; que se adviertan signos de invención de lo que cuenta o que haya datos indicativos de fabulación", señala el TSJA, añadiendo que la menor padecía "síntomas persistentes como rechazo al ofensor, temor a salir sola y pesadillas".

Así las cosas, el TSJA desecha absolutamente el recurso de apelación del culpado y asegura a todos y cada uno de los efectos la sentencia inicial de la Sección Tercera de la Audiencia.

Más información

El TSJA asegura un par de años de prisión a un monitor de boxeo de Sevilla por abuso sexual sobre una pupila de 12 años