• lunes 30 de enero del 2023

El TSJA cree probables "medidas añadidas" que fuercen a Carboneras (Almería) a comprobar la licencia del Algarrobico

img

ALMERÍA, 14 Dic.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, ha señalado este miércoles la oportunidad de convenir "medidas añadidas" para obligar al Ayuntamiento de Carboneras (Almería) a comprobar de trabajo la licencia de proyectos del hotel de Azata del Sol ubicado en el paraje del Algarrobico una vez que el Tribunal Supremo haya rechazado anular esa licencia de manera jurisdiccional y confirmara el pronunciamiento del prominente tribunal andaluz que en el mes de julio de 2021 ordenó que el Consistorio llevara a cabo dicho desarrollo.

"Hay esas opciones legales y quizá en este momento con la sentencia del Supremo, que aclara mucho más el tema, es posible que en esa etapa de ejecución se acuerden esas medidas añadidas", ha estimado Del Río en afirmaciones a los medios siendo preguntado por las medidas a adoptar para seguir en el derribo del hotel de 411 habitaciones y prácticamente 20 plantas situado en lote protegido y que ocupa el dominio público marítimo-terrestre.

El presidente del TSJA ha instado de esta forma a aguardar a que el Supremo emita la sentencia, cuyo resultado avanzó este pasado martes, para saber los razonamientos y la motivación en los que se fundamenta el fallo, en tanto que estos argumentos podrían "aclarar" las actuaciones que deben seguirse de cara a que el Ayuntamiento realice la revisión de la licencia.

Cabe rememorar que, de manera paralela, nuestro TSJA acordó el mes pasado de noviembre necesitar al Ayuntamiento de Carboneras reportes bisemanales sobre los pasos que se daban para cambiar, como debe por imperativo legal, la calificación del Algarrobico "a suelo no urbanizable de particular protección" en su planeamiento urbanístico, puesto que en aun en verano el alcalde, José Luis Amérigo, fue apercibido con multas de hasta 250 euros por semana si no se generaba un cambio de calificación en esta región y en El Canillar en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

"Hemos vuelto prácticamente a la casilla de salida", ha considerado Del Río, para quien la demolición del hotel pasa por "eliminar esa licencia" que "indudablemente no debió haberse concedido pero se encontraba y protegía, por de este modo decirlo, esa construcción en un inicio". "Desde ahí ahora se va a poder realizar las concesiones o las demoliciones que haya que realizar", ha apostillado.

El último pronunciamiento del Tribunal Supremo rechazaba el recurso de Greenpeace para declarar jurisdiccionalmente nula la licencia de proyectos de hotel de cara a que sea el Ayuntamiento de Carboneras el que revise el permiso municipal, con lo que deberá ser el Consistorio el que comience el trámite de trabajo para dejarla sin efecto y, en tal caso, favorecer la demolición del inmueble.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) consideró en su sentencia de julio de 2021 que lo conveniente era que el Ayuntamiento de Carboneras empezase trámite de revisión de trabajo de la licencia municipal concedida en 2003 y rechazó organizar el derribo por el hecho de que, según recalcó, "mientras que no se estableciese lo opuesto" una vez concluido ese trámite, el hotel "proseguía teniendo un título jurídico válido".

Por su lado, la organización ecologista anunció que recurrirá al Tribunal Constitucional la resolución del Supremo tras desestimara su recurso al estimar que "no se vulneraría el principio de seguridad jurídica si se anulara la licencia de proyectos".

Más información

El TSJA cree probables "medidas añadidas" que fuercen a Carboneras (Almería) a comprobar la licencia del Algarrobico