• sábado 10 de diciembre del 2022

Emasesa comunica que no va a haber limitaciones de agua en Sevilla ni subida de tarifas y penalizará el mal empleo

img

la Junta Extraordinaria acuerda la inminente activación del Estado de Alerta por Sequía

SEVILLA, 21 Sep.

La compañía metropolitana de abstecimiento y saneamiento de agua de Sevilla (Emsasesa) ha garantizado que no va a haber limitaciones en lo que al consumo familiar tiene relación ni subida de la cuota, al paso que anunció que prohibirá y penalizará ciertos usos del agua bebible --no se incluye la de pozo--, así como el riego de jardines, el baldeo de calles y el llenado de piscinas y fuentes, privadas o públicas, que no tengan en desempeño un sistema de restauración o circuito cerrado.

Son ciertas resoluciones que tomó Emasesa en la Junta General Extraordinaria conmemorada este martes centrada en la "plan de actuación a proseguir" frente la carencia de precipitaciones y, por consiguiente, el "agravamiento de la situación de sequía", que estuvo encabezada por el alcalde de Sevilla,
Antonio Muñoz, al lado de los regidores de las 12 localidades a las que provee la compañía, y que ha contado con la presencia del secretario de Estado de Medio Ambiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Hugo Morán, quien antes había mantenido un acercamiento de trabajo con ellos para investigar la coyuntura en la cuenca del Guadalquivir.

Muñoz ha movido en la asamblea la presencia de un "ámbito de
indecisión" ya que a la sequía en sí de la cuenca, que "brota periódicamente" cada unos diez años, "se aúnan las evidentes secuelas del cambio climático". "La situación es alarmante pero, debido a que hemos
hecho los deberes en los últimos tiempos, no es preocupante; por eso no nos
debamos proponer ni cortes de suministro ni subidas de tarifas", según dejó claro.

Asimismo, el alcalde ha recordado la puesta en desempeño del embalse de Melonares, las permanentes inversiones en optimización de la red, la compromiso, el deber y el "esfuerzo ahorrador por la parte de la
ciudadanía" o la planificación que deja el saber de las sequías
pasadas.

"Si bien fuimos previsores y ahora desde noviembre del año pasado tenemos una declaración del estado de prealerta y en el primer mes del verano se aprobaron las primeras medidas con el primer bando compartido entre todos y cada uno de los ayuntamientos, la lluvia no termina de llegar, las temperaturas prosiguen siendo altas y las reservas prosiguen menguando", según explicó el regidor hispalense.

Muñoz ha insistido en la necesidad de "reforzar" en la campaña de ahorro 'Propósito 90' --que persigue un consumo de 90 litros de agua por persona y día--, que ha propiciado hasta el día de hoy una reducción del tres por ciento. Además, ha señalado que la compañía metropolitana de aguas asimismo está inmersa en un desarrollo de transformación digital "que equivale a mucho más eficacia y a un mejor servicio". "En el marco de la sequía permitirá cambiar los consumos a través de contadores capaces y también particulares por medio de inversiones que se levantan a 14 millones. "Ello dejará un mayor control, familia por familia, por si acaso hubiese pérdida de agua por alguna situación".

Muñoz aseguró que se trabaja, además de esto, en lograr pactos de colaboración con el campo agrícola para, en el caso de necesidad, "poder tener aportaciones ajenas al sistema que aseguren el abastecimiento urbano en lugar de compensaciones", cuestión para la que se ha pedido acompañamiento tanto a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir como en hoy al Ministerio. "No es una penalización ni hablamos de ir a la contra de un campo que asimismo la precisa", ha subrayado.

El asesor encargado de Emasesa, Jaime Palop, ha insistido en esa línea y ha señalado sobre esto que "si la situación de sequía empeora y se alarga mucho más de lo sosprechado y en intensidad, va a haber que buscar otros elementos, como los que de destinan a empleo agrícola y así como marca la ley, que establece que lo prioritario es el consumo humano y contempla compensaciones económicas por ese cambio de usos. No es un expolio, sino más bien utilizar lo que afirma la ley y el los pies en el suelo. Estamos negociando y vamos a llegar a un convenio", ha añadido.

Ante este ámbito, en la Junta Extraordinaria de Emasesa se ha acordado la inminente activación del Estado de Alerta por Sequía. Se formalizará por medio de bando municipal desde el día 3 de octubre, "en el momento en que, a juzgar por las conjeturas meteorológicas, se prevé que las reservas de agua en los
embalses estén bajo el umbral de los 268 hm3. La etapa de alarma supone la publicación de bandos municipales en los propios municipios en los que se insta a todos y cada uno de los ciudadanos, organismos, compañías y demás colectivos sociales a un empleo racional, responsable y solidario".

Esta etapa piensa, además, la activación de la ordenanza municipal reguladora de las medidas inusuales ajustables al abastecimiento domiciliario de agua bebible a consecuencia de la sequía, "que recopila la supresión de los consumos de empleo ornamental, recreativo y algún otro que no sea fundamental, aparte de determinar las probables sanciones en el caso de incumplimiento". En este sentido, las prohibiciones van a entrar en vigor en el momento en que se publiquen los bandos en la primera semana de octubre.

"Pasamos, por consiguiente, de las sugerencias al instante de las prohibiciones de consumos insignificantes y que tienen la posibilidad de tener repercusión en las
reservas de agua precisos para el abastecimiento. Empezaremos todos y cada uno de los
municipios a penalizar usos inapropiados del agua bebible no acordes con
nuestra situación de hoy de las reservas", ha remarcado el presidente de
Emasesa.

De este modo, se prohibirá el riego de jardines, zonas verdes y deportivas, de carácter público y privado; el baldeo de viales, el llenado de piscinas, estanques y fuentes, privadas o públicas, que no tengan en desempeño un sistema de restauración o circuito cerrado; el lavado con manguera de todo tipo de automóviles, salvo si la limpieza la realiza compañía encargada de esta actividad, entre otros muchos teóricos.

El alcalde de Dos Hermanas, Francisco Rodríguez, indicó que aún no se ha predeterminado la cuantía de las sanciones, más allá de que "todos y cada uno de los ayuntamientos que formamos una parte del ámbito de Emasesa intentaremos que sean afines y nos coordinaremos para esto. Hasta en este momento, los ciudadanos han cumplido "con creces" esa tarea de concienciación, pero observamos que no es bastante", ha conluido.

Las recientes reservas equivalen a un año y medio de suministro aun en el peor de los niveles, no obstante, los meses de otoño y primavera acostumbran a
registrar precipitaciones que podrían progresar las perspectivas y extender las
reservas.

El presente año hidrológico, que se cierra el 30 de septiembre, es el peor de la última década. Si se aúna el déficit hídrico de 115 hm3 del año 2020-21 y los 175 hm3 del intérvalo de tiempo 2019-20, "la conclusión es que, en el juntado de los tres últimos años, el sistema ha recibido exactamente las mismas
aportaciones que en la sequía del periodo de tiempo 1991-95. En estos instantes los
embalses de Emasesa están al 42 por ciento de su aptitud, lo que equivale a
269,44 hectómetros cúbicos (en 2018 eran 641). El Plan de Emergencia frente
Ocasiones de Sequía de Emasesa establece que el umbral de alterta se
halla en los 268 hectómetros cúbicos.

Más información

Emasesa comunica que no va a haber limitaciones de agua en Sevilla ni subida de tarifas y penalizará el mal empleo