Empieza juicio con jurado contra acusado de homicidio negligente de su madre en Sevilla.

Empieza juicio con jurado contra acusado de homicidio negligente de su madre en Sevilla.

Sevilla, 14 Ene.

La Audiencia de Sevilla tiene previsto comenzar este lunes el juicio con jurado popular contra un hombre acusado de dejar morir a su madre enferma en agosto de 2022 en la ciudad de Sevilla. La Fiscalía solicita una pena de 17 años de cárcel por presunto homicidio, argumentando que el acusado "descuidó las necesidades más básicas de la mujer al no proporcionarle alimentos, líquidos y cuidados", lo que ocasionó su muerte.

El viernes pasado se constituyó el jurado popular y las sesiones comenzarán el lunes con la presentación de argumentos preliminares por parte de las partes involucradas y el testimonio del acusado y varios testigos. El martes comparecerán más testigos y el miércoles serán los peritos.

En su escrito de acusación, la Fiscalía solicita una pena de 17 años de prisión para el acusado, identificado como J.P.F.R., por presunto homicidio agravado por la especial vulnerabilidad de la víctima. La fiscal argumenta que en el momento de los hechos, el acusado no presentaba alteraciones psíquicas que afectaran su capacidad intelectual o voluntad, siendo plenamente consciente del precario estado de salud de su madre y la irreversibilidad del mismo, así como del resultado fatal potencial.

Según detalla la Fiscalía, la víctima, una mujer de 88 años, vivía sola en un apartamento en Sevilla y llevaba años sufriendo problemas de salud que llevaron a practicarle una colostomía en 2005. Además, tenía antecedentes médicos de hipertensión arterial y diabetes.

El Ministerio Público añade que la fallecida solo contaba con su hijo como familia directa, quien la visitaba con frecuencia desde la operación y se encargaba de su cuidado, pero "no la llevó a ningún médico o centro de atención sanitaria desde 2006".

Según la Fiscalía, aproximadamente tres semanas antes del 17 de agosto de 2022, la víctima quedó postrada en su cama, perdiendo por completo la movilidad y volviéndose dependiente para las actividades diarias. Necesitaba cambios posturales en la cama que el acusado omitió, lo que resultó en la aparición de úlceras de decúbito que se profundizaron.

La Fiscalía indica que, a pesar de que el acusado ya visitaba a su madre prácticamente todos los días durante al menos un mes, y era consciente del deterioro físico y mental de su madre, "desatendió sus necesidades más básicas, dejando de proporcionarle alimentos, líquidos y cuidados, no la aseó, no cambió su posición en la cama, no le puso bolsas en la colostomía para recoger las heces, no limpió su entorno ni sus heridas, y tampoco solicitó ayuda a servicios sociales, médicos o servicios de emergencia domiciliaria". Todo esto llevó al "previsible y evitable" fallecimiento de la mujer.

Según el informe del fiscal, la víctima falleció entre las 10:00 y las 12:00 del 17 de agosto de 2022 debido a un fallo multiorgánico causado por deshidratación y malnutrición severa y una sobreinfección de las úlceras. El mecanismo de muerte fue "la omisión de alimentación, hidratación y cuidados básicos en una persona postrada y completamente dependiente, cuidados que solo podía y debía proporcionarle su hijo, el acusado, como su único familiar directo y la única persona que la visitaba y conocía su situación".

Después de la muerte de su madre, el acusado informó a los servicios de emergencia 112 en la tarde del mismo día sobre el fallecimiento. Al llegar a la vivienda, los servicios médicos y la Policía encontraron que la mujer "había fallecido en condiciones inhumanas, con la vivienda en un estado lamentable de salubridad, plagada de insectos, sin limpieza y con un olor nauseabundo". El cadáver de la víctima estaba en el colchón de la cama, sin sábanas, con una almohada sucia debajo de la cabeza y rodeado de heces y suciedad.

Finalmente, la Fiscalía afirma que el cadáver "presentaba signos evidentes de deshidratación y desnutrición, además de múltiples úlceras con un olor fétido como resultado del decúbito prolongado y la falta de movilización y cuidados posturales (...)", destacando que las lesiones existentes en el cadáver "mostraban claros signos de vitalidad, indicativos de que se produjeron en vida de la fallecida".

Tags

Categoría

Sevilla