• martes 27 de septiembre del 2022

Espadas apela a que hay que al Código Ético del PSOE para descartar su firma por el indulto a Griñán

img

SEVILLA, 31 Ago.

El secretario general del PSOE de Andalucía, Juan Espadas, ha esgrimido este miércoles el Código Ético de su partido para hablar de la restricción de los cargos públicos socialistas para lograr firmar la solicitud de indulto parcial que fomenta la familia del expresidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, tras corroborar el Tribunal Supremo la condena por prevaricación y malversación en la situacion ERE.

En una rueda de prensa de comienzo del curso político, a cuestiones de los cronistas sobre si iba a firmar ese manifiesto de acompañamiento a medida de felicidad del Consejo de Ministros, Espadas ha argumentado que "en el ámbito de los cargos públicos tiene un requerimiento que se marca en nuestro Código Ético, al que me debo y considerablemente más como secretario general".

El producto 8.1 del Código Ético de este partido, en vigor desde 2014, apunta que "los cargos públicos del PSOE se comprometen a no ofrecer ni respaldar el indulto de cargos públicos condenados por delitos unidos a corrupción, crueldad de género, delitos de acoso o discriminación, contra la independencia y también indemnidad sexuales, torturas o contra la integridad ética, tal como la comisión de hechos constitutivos de delitos graves".

En un segundo punto añade que "los cargos públicos y orgánicos se comprometen a no pedir su indulto si fuesen condenados por los nombrados delitos" unidos a la corrupción.

La petición de indulto a Griñán la enmarca Espadas "en una resolución personal, familiar, que debe quedar en ese ámbito", tal como ha planteado que "vamos a conocer en el momento en que se presente, se registre".

"Insisto", ha proclamado el secretario general del PSOE-A, "el PSOE de Andalucía y su secretario general desea desvincular cualquier opinión o opinión política del partido de una idea que es personal, familiar de Pepe Griñán".

Espadas ha concluido que "hacemos el más destacable favor viable a fin de que se tramite desde ese ámbito, que es como se ha planteado, no desde el ámbito político, no desde el ámbito del PSOE y, por supuesto, no del mío como secretario general".

El 17 de agosto el períodico El Confidencial dio cuenta de una idea promovida por la mujer de Griñán, María Teresa Caravaca, y de su hijo, Manuel Griñán Caravaca, de solicitud de indulto parcial para el expresidente con el razonamiento de su "intachable trayectoria escencial caracterizada por su pelea por la democracia" y que durante 40 años aplicados al servicio público "nunca obtuvo remuneración alguna diferente de su sueldo de funcionario". La idea está a cargo de que el Supremo publique la sentencia desde septiembre.

El escrito tiene la firma de acompañamiento, entre otros muchos, de los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González. El 8 de agosto González señaló en un aviso que había recibido con "perplejidad y mal" el fallo del Supremo y defendía su "intachable integridad ética", con lo que aseguraba que si tuviese ocasión de nombrarle integrante de un Gobierno que él encabezara, lo volvería a realizar.

La miembro del senado y expresidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, aseguró el 23 de agosto a lo largo de su intervención en un programa televisivo sobre si había firmado ese manifiesto de adhesión al insulto que "sí, lo dije en su instante", para desde ahí mostrar los razonamientos, que, a su juicio, justifican la idea, aun en el momento en que expresó que "tengo la seguridad en el recurso en el Tribunal Constitucional".

Díaz ha sostenido que "Pepe es un hombre franco, honrado, hay razonamientos de más para justificar el indulto", al tiempo que hay recordado que el magistrado del Tribunal Supremo, Alberto Jorge Barreiro, "no vio delito de malversación".

Más información

Espadas apela a que hay que al Código Ético del PSOE para descartar su firma por el indulto a Griñán