Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Exdirector de la Faffe declarado culpable de gastos ilícitos y simulación de devoluciones.

Exdirector de la Faffe declarado culpable de gastos ilícitos y simulación de devoluciones.

El exdirector de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), Fernando Villén, y la exdirectora económica financiera de la entidad, Ana Valls, han sido declarados culpables por un jurado popular en la Audiencia de Sevilla por "falsear" las cuentas de la entidad con la finalidad de "ocultar" los hechos relacionados con los pagos en clubes de alterne con tarjetas bancarias de la Faffe. De hecho, Villén ha sido declarado culpable de una "continuada disposición ilícita de fondos" públicos para gastos en prostíbulos y de "falsear" la contabilidad de la entidad, con la "colaboración" de Valls para "simular las devoluciones" del dinero público empleado. Esta situación ha sido negada por los acusados.

El juicio comenzó con la admisión por Villén de haber utilizado su tarjeta de empresa de la Faffe para pagar gastos en prostíbulos por un monto de 32 566 euros. Sin embargo, Villén afirmó que siempre ha sido consciente de que debía "devolver" a la Faffe el dinero que utilizó indebidamente y gastó en locales de alterne, asegurando que lo hizo "siempre", con la "reposición del gasto" de la tarjeta aportando su propio dinero para ello. Por otro lado, Ana Valls ha afirmado que antes de que estas prácticas trascendieran a los medios de comunicación, no sabía "nada" de tales gastos.

El fiscal Fernando Soto, delegado en Sevilla de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada, ha afirmado que el exdirector de Faffe "no ha devuelto esas cantidades"; reprochándole además que haya "callado con quién gastó esos más de 32 000 euros" de dinero público en clubes de alterne. En este contexto, el jurado popular ha declarado por unanimidad que Villén nunca tuvo la voluntad de devolver a la Faffe el dinero gastado en prostíbulos con cargo a su tarjeta de empresa.

El jurado popular ha declarado a Villén "culpable de una disposición continuada de fondos" públicos para gastos en prostíbulos y de "falsear" con la "colaboración" de Valls los apuntes contables de la Faffe para "simular devoluciones" que cubriesen estos gastos; declarando a esta última igualmente "culpable" de dicho "falseamiento" contable y de la "disposición ilícita" de 6 300 euros de los mencionados dos cheques conectados con el pago parcial de la deuda con el club Don Ángelo.

El fiscal Fernando Soto ha mantenido sus peticiones de seis años de cárcel, seis años de inhabilitación especial y una multa de 7 200 euros para Fernando Villén, y para Ana Valls ha elevado su petición de cuatro años de cárcel a cuatro años y medio de prisión, más cuatro años de inhabilitación especial y una multa de 6 000 euros, como cooperadora necesaria.

La defensa de Villén ha pedido la pena mínima posible, mientras la defensa de Ana Valls ha solicitado que la condena a su patrocinada se reduzca a dos años y medio de prisión. La juez Mercedes Alaya, presidenta del tribunal e instructora inicial de la macrocausa de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos financiados con cargo a la Junta de Andalucía, ha reconocido el “esfuerzo ímprobo y sobrehumano" demostrado por el jurado popular en este juicio.