• martes 27 de septiembre del 2022

Felipe González protege a Griñán tras la sentencia de los ERE: "Volvería a nombrarle ministro"

img

MADRID, 8 Ago.

El expresidente del Gobierno Felipe González reconoce recibir con "perplejidad y mal" el fallo de la sentencia del Tribunal Supremo que condena al socialista José Antonio Griñán a penas de prisión por la situacion de los ERE y sale en defensa de su "intachable integridad ética", con lo que afirma que si tuviese ocasión de nombrarle integrante de un Gobierno que él encabezara, lo volvería a llevar a cabo.

En un aviso recogido por Europa Press, el expresidente sale de esta forma en defensa de Griñán, quien formó una parte de su Gobierno como ministro de Sanidad entre 1992 y 1993 y después como titular de la cartera de Trabajo y Seguridad Social entre los años 1993 y 1996.

"Deseo manifestar que si pudiese designarlo el día de hoy para ser parte de un Gobierno de España que yo encabezara,*lo volvería a realizar", garantiza González mencionando a la "rivalidad y aptitud intelectual" del que después fuera presidente de la Junta de Andalucía.

En el comunicado, asimismo resalta la "vocación de servicio público" de Griñán con el propósito de "prosperar la vida de la mayor parte y promover la convivencia en democracia y independencia", aparte de su "intachable integridad ética".

El expresidente aclara que su deber con la Constitución siempre y en todo momento le llevó a acatar las resoluciones de los tribunales, mucho más aún las del Tribunal Supremo, pero reitera que que, si bien no conoce los razonamientos que llevaron a su condena, sí conoce "intensamente" a Griñán.

"El conocimiento de la persona me transporta a estimar irrealizable que sea considerado culpable de un delito de malversación y, por consiguiente, injusto culpado a pena de prisión por este motivo", asegura adelantando que se pronunciará "respetuosamente" sobre el contenido de la sentencia una vez se lleve a cabo pública.

La representante del PSOE, Pilar Alegría, ahora reclamó la "honestidad" tanto de Griñán como de su precursor en la Junta, Manuel Chaves, y también incidió en que ninguno de ellos se había quedado "ni un céntimo" de los fondos públicos.

También el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, mantuvo que en un caso así "están pagando justos por pecadores", afectando a un tema en el que "no hubo enriquecimiento personal" y en cambio "sí que hubo renuncias hace mucho más de un lustro asumiendo sus responsabilidades políticas", según recalcó.

Más información

Felipe González protege a Griñán tras la sentencia de los ERE: "Volvería a nombrarle ministro"