Fiscalía de Sevilla solicita 17 años de prisión para un hombre acusado de negligencia en la muerte de su madre por deshidratación y desnutrición.

Fiscalía de Sevilla solicita 17 años de prisión para un hombre acusado de negligencia en la muerte de su madre por deshidratación y desnutrición.

Una vivienda en condiciones inhumanas y con insectos fue el escenario en el que una madre enferma perdió la vida en agosto de 2022 en la capital hispalense. Ahora, un jurado popular enjuiciará a un hombre acusado de dejar morir a la mujer. La Fiscalía solicita una condena de 17 años de cárcel por un presunto delito de homicidio, argumentando que el acusado desatendió las necesidades básicas de su madre, como alimentos, líquidos y cuidados, lo que resultó en su fallecimiento.

El juicio comenzará el 12 de enero de 2024 en la Audiencia de Sevilla, con la constitución del jurado popular. Los días siguientes se llevarán a cabo la presentación de alegaciones, declaraciones del acusado y testigos, así como el testimonio de expertos.

La Fiscalía acusa al hombre, identificado como J.P.F.R., de un presunto delito de homicidio con agravación de especial vulnerabilidad de la víctima. Según argumenta, el acusado era perfectamente capaz de reconocer la precaria situación de salud de su madre, su irreversibilidad y el probable desenlace fatal.

La víctima, una mujer de 88 años, vivía sola en un piso en Sevilla y tenía problemas de salud desde hace años. El acusado, su único familiar directo, solía visitarla con regularidad, pero no la llevó a ningún médico ni centro de atención desde 2006, según la Fiscalía.

Tres semanas antes del 17 de agosto de 2022, la madre se encamó y perdió toda movilidad, volviéndose dependiente de los cuidados de su hijo. Sin embargo, este desatendió sus necesidades básicas, omitiendo alimentarla, hidratarla, asearla y cambiar su posición en la cama. Tampoco buscó ayuda de servicios sociales ni llamó a un médico o teléfono de emergencias. Todo esto condujo a su fallecimiento.

El cadáver de la mujer fue descubierto en condiciones inhumanas, con la vivienda en pésimas condiciones de salubridad y mal olor. Presentaba signos evidentes de deshidratación, desnutrición y múltiples úlceras causadas por la falta de movilización y cuidados posturales.

El acusado dio aviso a los servicios de emergencia tras el fallecimiento de su madre, quienes confirmaron las terribles condiciones en las que vivía. Ahora, será el jurado popular el encargado de determinar la culpabilidad del acusado y su eventual condena.

Categoría

Sevilla