Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

General jefe de Andalucía acusado de homicidio imprudente por muerte de guardias en Barbate, según Jucil.

General jefe de Andalucía acusado de homicidio imprudente por muerte de guardias en Barbate, según Jucil.

La asociación profesional Justicia para la Guardia Civil (Jucil) ha presentado una denuncia en los juzgados de Barbate (Cádiz) acusando al general jefe de la Zona de la Guardia Civil de Andalucía y al coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz de presunto homicidio por imprudencia y lesiones graves por imprudencia. Esto, a raíz de los trágicos sucesos ocurridos el 9 de febrero en el puerto de Barbate, donde dos agentes perdieron la vida y varios resultaron gravemente heridos.

Según Jucil, la intervención policial en el puerto de Barbate se llevó a cabo en condiciones extremadamente peligrosas y sin los medios adecuados para afrontar la situación. Aseguran que los superiores jerárquicos estaban al tanto de los riesgos pero aun así ordenaron una intervención para la cual los guardias civiles no estaban preparados ni contaban con los recursos necesarios.

La denuncia detalla que la embarcación de la Guardia Civil asignada para la intervención era inadecuada para enfrentar a las narcolanchas, que eran mucho más grandes y poderosas. Además, señala que los agentes no estaban debidamente preparados ni equipados para una operación de esa envergadura, lo que aumentó su riesgo de vida.

La denuncia también destaca las condiciones meteorológicas adversas en el momento de la intervención, así como las declaraciones previas de las autoridades que insinuaban una falta de preparación y medios adecuados por parte de la Guardia Civil para hacer frente a tales situaciones.

Jucil fundamenta su denuncia en las declaraciones del jefe del equipo de los GEAS, quien recibió órdenes superiores de acudir al puerto de Barbate a pesar de no contar con los medios necesarios, incluyendo una lancha de dimensiones inadecuadas y sin cascos de protección. La asociación señala que los agentes participantes no estaban preparados para la operación encomendada por sus superiores.

Según la denuncia, los GEAS no estaban listos para esa intervención, mientras que los GAR carecían de formación náutica y fueron asignados sin los elementos de protección necesarios, como cascos y chalecos antibalas. La denuncia sostiene que la falta de preparación y medios adecuados por parte de los superiores resultó en consecuencias trágicas y evitables.

Jucil afirma que las condiciones conocidas por los superiores denunciados, incluyendo la baja calidad de los medios y la falta de preparación de los agentes, revelan una flagrante negligencia. Por ello, la asociación busca esclarecer los hechos y determinar la responsabilidad de los superiores jerárquicos en este incidente a través de una investigación rigurosa.

La denuncia presentada por Jucil considera la posible comisión de dos delitos de homicidio por imprudencia grave y cuatro delitos de lesiones graves por imprudencia, solicitando que se inicien las diligencias necesarias para llevar a cabo una investigación exhaustiva sobre la actuación de los superiores jerárquicos en este trágico suceso.