Greenpeace denuncia la falta de voluntad de Carboneras y exige al TSJA que tome medidas respecto a la licencia del Algarrobico.

Greenpeace denuncia la falta de voluntad de Carboneras y exige al TSJA que tome medidas respecto a la licencia del Algarrobico.

El grupo ecologista Greenpeace ha presentado una solicitud al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) para que tome las medidas necesarias y obligue al Ayuntamiento de Carboneras (Almería) a revisar de oficio la licencia de obras del hotel en El Algarrobico. Según Greenpeace, el ayuntamiento no ha mostrado ningún interés en cumplir la sentencia que exigiría la anulación de la licencia y la posterior demolición del hotel.

En el escrito presentado por Greenpeace, se destaca la falta de voluntad por parte del ayuntamiento para iniciar el proceso de revisión de oficio, ya que, según el grupo ecologista, esto no requiere mucho tiempo ni la celebración de un pleno o votación.

Greenpeace considera que la afirmación del ayuntamiento de que cumplirá la sentencia "en las próximas fechas" es simplemente una maniobra para dilatar el proceso, por lo que instan a que se continúe con la ejecución forzosa.

El grupo ecologista argumenta que han transcurrido siete meses desde que el ayuntamiento reconoció que había comenzado el plazo para ejecutar la sentencia, pero no ha mostrado interés en cumplirla.

La solicitud de Greenpeace se produce después de que el ayuntamiento argumentara ante el TSJA que está llevando a cabo las acciones pertinentes para la ejecución de las sentencias relacionadas con el lugar protegido. Sin embargo, el pleno celebrado en noviembre no pudo aprobar la corrección del PGOU que anularía la licencia de obras.

El ayuntamiento también alega que la demanda de ejecución forzosa se presentó antes de que transcurrieran los tres meses desde que la sentencia fue firme y que fue presentada antes de que se recibiera por parte del Tribunal Supremo.

Es importante recordar que el alcalde de Carboneras informó al TSJA en octubre que iniciarían la revisión de oficio de la licencia de obras del hotel de Azata en El Algarrobico, pero antes debían corregir el acuerdo de la corporación anterior que calificaba el suelo como "no urbanizable de especial protección", tal y como solicitaba la Junta de Andalucía y los grupos ecologistas.

El TSJA suspendió las actuaciones para la ejecución forzosa a la espera de los resultados del pleno ordinario, que finalmente no se llevó a cabo debido a la falta de apoyo del PP, que gobierna en minoría. En el pleno, se rechazó la propuesta de introducir la corrección exigida por la Junta de Andalucía en el acuerdo que desclasificaba como urbanizable el suelo del Algarrobico en 2018.

La Junta realizó un requerimiento al ayuntamiento para que realizara esta corrección, pero al no recibir respuesta y con un nuevo alcalde, el gobierno andaluz decidió emprender acciones legales en el propio TSJA.

Cabe destacar que el TSJA advirtió en varias ocasiones al exalcalde de Carboneras, José Luis Amérigo, con sanciones económicas por no cumplir la sentencia que obligaba a desclasificar el Algarrobico como suelo urbanizable y declararlo como suelo de especial protección.

El TSJA reprochó a Amérigo por haber superado el plazo legal para ejecutar la sentencia y aseguró que la sanción era la única opción para evitar perjuicios al derecho a la tutela judicial derivados de la no ejecución de la sentencia.

Tags

Categoría

Almería